MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 22°C

DOLAR BLUE $375.00/$379.00

MENU

22°C

89.5
Entrevista

Sandra Chaher:"En los discursos de odio hay una incitación directa al daño"

Sandra Chaher Presidenta y Directora de "Comunicación Por La Igualdad" dio su clara visión respecto del auge de los discursos de odio. ¿Qué son? ¿Cómo se combaten? ¿a dónde nos llevan?

Sandra Chaher

Los discursos de odio están de vuelta, buscando y encontrando relatores cotidianos, disimuladamente se han ido inmiscuyendo con los días agitados que vivimos. Dormidas y dormidos al volante, no sabemos bien cuándo fue que regresaron. Se advierten transversalmente en la actividad política, en el fútbol, en la necesidad de tener razón a cualquier precio.  Son amplificados de manera notable por la gran caja de resonancia de los medios de comunicación y redes sociales.  Desde hace unos años, el tema está bajo estudio en todo el mundo, nuestro país no es la excepción. Para profundizar sobre este aspecto de nuestra realidad, Diario Mendoza dialogó con la reconocida comunicadora Sandra Chaher, que, entre sus diversas facetas profesionales, estudia con precisión el peligroso universo de los discursos de odio

discursos de odio 5
 

¿Cómo identificar un discurso de odio? 

La Unesco, define los discursos de odio de la siguiente manera:  “expresiones que en sus multiples niveles, son utilizadas para acosar, perseguir, segregar, justificar la violencia o la privacion del ejercicio de derechos, generando un ambiente de prejuicios e intolerancia que incentiva la discriminacion, la hostilidad o los ataques violentos a ciertas personas o grupos de personas; por motivos de raza, color, sexo, idioma, religion, opiniones politicas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posicion economica o cualquier otra condicion social” (Gagliardone, I., Gal, D., Alves, T. y Martinez, G. (2015). Countering Online Hate Speech, UNESCO).

Pero además de ello, hay dos elementos claves que te permiten diferenciar otro tipo de agresión, de un discurso de odio: Para que sea discurso de odio tiene que haber “incitación al daño”; es decir, en esa expresión se tiene que estar promoviendo un daño contra ese grupo y que “la víctima, (muchas veces se ataca a una sola persona) sea parte de un grupo social o demográfico que por alguna razón necesita protección”. Esos dos elementos definen lo que es un discurso de odio. 

sandra chaher
Sandra Chaher

Quiero agregar algo, cuando decimos genéricamente discurso de odio no nos estamos refiriendo a cómo los tratados de Derechos Humanos se refieren al discurso de odio, cuando decimos discurso de odio, la mayoría de la gente, estamos pensando en expresiones discriminatorias; pueden ser por razones de sexo, de raza, de afiliación política, por la identidad corporal, etc. Esas expresiones discriminatorias que pueden ser: “este negro de mierda”, por lo general en los tratados de derechos humanos no son consideradas discurso de odio. Por más que vos digas: “este negro de mierda”, y te refieras a clases sociales desaventajadas, se trata de una expresión discriminatoria que no merecería ningún tipo de intervención por parte del estado. 

discursos de odio 5
 

Lo que te plantean los tratados de Derechos Humanos, es que ese tipo de expresiones son parte de la convivencia democrática y que la manera de oponerse es con más y mejor discurso. Eso te lleva a otro gran debate acerca de cómo garantizas el más y mejor discurso en medios de comunicación tradicionales o en redes sociales.  

Lo que se define como discurso de odio es como decíamos, cuando hay una incitación directa al daño, este es como un aspecto central para que uno diga, aquí el Estado puede intervenir. Si alguien está intentando generar por ejemplo… un ejemplo muy notorio, las expresiones de “el presto” contra CFK en su twitter, en sus videos “vos vas a parir" etc., ahí sí hay una incitación directa al daño. Eso sí amerita intervenciones por parte del Estado. 

DISCURSOS DE ODIO 6
Los posteos de “el presto” en twitter

 

¿Qué tipo de intervenciones?  

Bueno, esta es otra salvedad, las intervenciones del Estado nunca debieran ser del tipo penal. Es un hilo muy fino, los Estados autoritarios, muchas veces avanzan sobre lo penal. Nunca la intervención tiene que ser de tipo penal sino de tipo administrativa, algún tipo de admonición, sanción eventualmente económica y sobre todo lo que te dicen los Organismos de Derechos Humanos es lo referido a capacitación, prevención, generación de datos, generación de evidencia, para combatir esto.  Si un Estado quiere estar dentro de un paradigma de Derechos Humanos, la idea es que se genere mucha más política pública en un sentido preventivo que un sentido punitivista

 

¿Los Estados están buscando legislar al respecto? 

En Europa están avanzando algunas leyes sobre todo en relación con redes sociales para prevención de discursos de odio, hubo una Ley de Alemania por ejemplo, cuestionada por Organismos de Derechos Humanos, pero con expectativas en relación a cómo funcionaba; la Ley otorgaba 24 horas para que una red social eliminara determinado tipo de discurso, si un juzgado lo indicaba;  tanto esa, como una Ley de Francia, parece que no están en vigencia porque se les interpusieron demandas y se las declararon inconstitucionales. Esto es un debate global ¿Qué se hace con los discursos de odio? en todo tipo de soportes: lo vemos con mucha evidencia en redes sociales, pero lo que sucede es que, en el ecosistema de medios, los medios tradicionales se retroalimentan con las redes. 

 

discursos de odio 5
Las redes son una herramienta no un contenido en si mismo

 

¿Y en Argentina?

Nosotros tenemos desde la sanción de la Ley 26522, de Servicios de Comunicación Audiovisual algunos artículos vigentes al respecto, porque los artículos que se derogaron con el DNU en el gobierno de Macri y que este gobierno sostuvo, no tienen que ver con este tema, o sea que este tema está vigente. La ley debe hacer cumplir otras leyes, entre ellas por ejemplo la Ley de Violencia de Género, la Ley de Protección Integral de Violencia, ahí estaría cubierto lo que refiere a contenidos tanto de programas como en publicidad; no debiera haber, por ejemplo: violencia mediática. 

 

¿Está funcionando la responsabilidad de los medios y el control del Estado? 

Nosotras, hasta hace unos 5 años veníamos haciendo monitoreo de políticas públicas, lo último que hicimos fue al inicio de la gestión de Macri, informalmente te dicen que sí, que está funcionando, pero la verdad es que yo no lo puedo corroborar. En esos casos lo que prevé la Ley en Argentina son sanciones económicas. Me parece interesante señalar que, si bien son sanciones económicas, no son sanciones de tipo penal. En un momento fue muy famosa una sanción que recibió Tinelli por cortar la falda de una mujer con una tijera. Si bien son sanciones económicas, cuando esa Ley es aprobada en el año 2009, la Relatoría para la Libertad de Expresión de las Américas, de la OEA, cuestionaba esta Ley, porque el sistema interamericano es muy garantista en términos de libertad de expresión, muy protector, mucho más que el europeo, y entonces ni siquiera admite sanciones de tipo económico, preferirían que no las hubiera, que vos te manejaras con todo tipo de soft law. Eso como para poner en contexto por dónde va el debate. En Europa que hubiera sanciones económicas no sería algo mal visto para el sistema, pero en las Américas sí. 

 

Los discursos de odio no son algo nuevo, sin embargo, hay épocas en que las mareas bajan… la pregunta es… ¿por qué ahora? ¿por qué de nuevo la marea alta? 

No es nuevo claramente, hay un montón de ejemplos históricos de otros momentos donde hubo estigmatizaciones sobre determinados grupos sociales y a partir de eso violencias físicas. Por citar el Ku Klux Klan contra la población negra en EEUU, ahí había discursos de odio enormes, el apartheid en Sudáfrica, etc

El término tampoco es nuevo. ¿Por qué ahora? Bueno, hay momentos históricos, hay algunas hipótesis sobre los momentos históricos, por ejemplo, mucha brecha socioeconómica, ahora estamos viviendo un momento de brecha socioeconómica muy amplia. Los estudiosos de ese tema, afirman que hace un siglo que no teníamos este nivel de distancia socioeconómica entre los que más y menos tienen, esa podría ser una explicación. Otra explicación muy fuerte es el backlash no solamente en relación con el feminismo, sino con todos los movimientos de ampliación de derechos. O sea, estos discursos de odio, de sectores que se sienten atacados en sus privilegios suelen surgir cuando, perciben una ampliación de derechos sociales, esta es una motivación bastante fuerte para la instalación de discursos de odio. 

 

¿Cómo inciden en la amplificación las redes sociales? 

No podemos decir que las redes sociales son productoras de discursos de odio, por esto que decimos que no es algo nuevo, lo que si podemos decir es que, por los mismos mecanismos de circulación del discurso en las redes sociales, son potenciadoras de los discursos de odio. Las redes nos muestran contenidos burbuja, contenidos que tienen que ver con tu propia manera de ver el mundo, lo cual te cierra aún más y te hace mucho menos tolerante hacia la diversidad, esto no es aleatorio sino que tiene que ver con la estrategia de las redes para mantenerte más en las mismas redes. Como el algoritmo descubre que vos vas a estar más en la medida de que tengas discursos que coincidan con tu punto de vista, te van a mostrar eso. Es una estrategia comercial. Y otro elemento de las redes que tiene que ver con la psicología cognitiva que se está probando, es que cuando los discursos son negativos tienen mucha más posibilidad de viralización. Este es otro elemento que hace que los discursos de odio se propaguen más. Yo no pondría nunca la responsabilidad en las redes y me parece muy importante, es un soporte, una herramienta, claro que no podemos dejar de ver que tiene sus propios intereses.

 

¿Advertis algún tipo de responsabilidad, o de irresponsabilidad de parte de la dirigencia política? 

Si. A mí me parece súper importante la utilización que se está haciendo políticamente de las redes, porque ahí sí me parece que hay un elemento que no tiene que ver con el funcionamiento de las redes nada más, sino con la intencionalidad de la dirigencia política. Por ejemplo: los ataques orquestados, los que vienen de usinas, de trolls, de bots etc, y que está probado que en muchísimos casos tienen el soporte de partidos políticos o de gobiernos, para atacar opositores. Ahí hay una decisión política para que las redes se usen para “tal o cual fin”. Y después los trolls políticos directamente; dirigentes y dirigentas que en las redes sociales lo que hacen es “señalar” a quien hay que atacar y después viene efectivamente la granja detrás y ataca y así se generan los ataques coordinados etc. No es menor señalar esto, también incluso en medios tradicionales cuando un político o una política tiene alguna expresión discriminatoria, un discurso de odio como esto después tiene consecuencias en la vida real. 

 

discursos de odio 5
 

¿Qué relación tienen los discursos de odio con la efervescente polarización política global?

Lo que se viene estudiando desde hace tiempo es la polarización política de todas las sociedades, incluida la nuestra y en esta polarización entra, no sé si iría al discurso de odio directamente, pero si a la deslegitimación del oponente. Nuestra sociedad está muy polarizada, y esto es previo al surgimiento de las nuevas derechas en Argentina: la famosa grieta, básicamente es entre derecha e izquierda.  Ahora, lo que yo veo es que el surgimiento de las nuevas derechas en Argentina y en el mundo, está trayendo el elemento de la violencia como parte de la política o de la violencia política. Es un elemento que por lo menos en Argentina no era parte de nuestra cotidianeidad política. Quienes ejecutan el intento de magnicidio contra Cristina Fernández son exponentes cercanos a estas nuevas derechas ultras. Hay también segmentaciones dentro de las nuevas derechas, no es lo mismo segmentos de las nuevas derechas con intenciones de participar democráticamente como hoy es Milei, Espert y quienes los acompañan, incluso Gómez Centurión, de los que son extremistas que se mueven en un sistema más de redes sociales, que son muy anarquistas en relación al voto y que tienen como característica central que son muy violentos.   

 

¿Cómo se combaten los discursos de odio?

Creo que estamos totalmente desorientades en relación a eso. Lo que está pasando hoy si lo ves en términos de construcción democrática es que se están aliando todos los sectores que consideran que la democracia tiene que estar por arriba, los que piensan que vos podes oponer discurso, pero no violentar. Eso se vio en las elecciones de EEUU, se acaba de ver en las de Brasil, con unas alianzas tremendas, no creo que se vea en las de Argentina porque todavía no se lo percibe a Milei como un candidato con posibilidades de ganar, tal vez sea esa la situación en el 2027. 

 

¿Cuál pensas que es el límite de los sectores que defienden los principios democráticos, respecto de los discursos de odio? 

Lo que está claro desde los sectores democráticos, es que no queremos cruzar la frontera, nadie quiere confrontar (ya no es debate discursivo) en los términos que plantean las derechas. Algo que circula habitualmente es que con las derechas no se dialoga, se las combate. En España, Iglesias se levantó de un debate porque lo empezaron a atacar, entonces él dijo “con las derechas y los fascismos no se dialoga, se las combate”. Eso es un poco lo que se ve hasta ahora. Yo no veo otra cosa y a la vez creo que necesitamos otra cosa, porque son muy hábiles tecnológicamente, o sea nos están ganando en la utilización de las tics por donde lo veas, por eso quienes defienden las democracias necesitamos desarrollar mucha creatividad, coincido en que no se tiene que pasar la frontera, la respuesta nunca debe ser la violencia, pero sí necesitamos más creatividad, más alianzas, eso es algo que al menos por ahora está haciendo retroceder a las derechas:  los consensos democráticos; pero tengo mis dudas acerca de cuánto se pueden sostener estos consensos (Lula por ejemplo recién empieza su gobierno y me pregunto cuánto va a poder sostener su alianza porque es una alianza muy heterogénea). 

¿Qué opinión te merece los buenos resultados que han obtenido las propuestas de derecha que han participado de elecciones en América? 

Pensemos que son derechas muy violentas que están concentrando un número de adhesiones muy altas de la población. Bolsonaro se va con un porcentaje muy alto, Trump lo mismo, entonces me parece que hay que empezar a pensar ahí, por un lado cómo nos fortalecemos, cómo tenemos más creatividad, más poder de convencimiento; quizás hay que empezar a ser autocríticos y mirar lo que se nos está criticando, porque claramente los sectores fanáticos son porcentajes chicos, siempre, y queda en el medio mucha gente que está votando a estos sectores porque no les gusta lo que proponen los progresismos, entonces tenemos que revisar seriamente qué es lo que no está funcionando de los progresismos. Hay que revisar posicionamientos, actitudes, propuestas etc, es un momento complicado, necesitamos hacer algo completamente nuevo.  

 

 

Agradecemos la colaboración de Paola Ramírez Barahona

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo