MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 11°C

MENU

11°C

89.5
película

"Recursos Humanos": la intrépida aventura del antihéroe que se convierte en psicópata

El cineasta mexicano Jesús Magaña Vazquez rodó en Córdoba la versión cinematográfica de la novela de su compatriota Antonio Ortuño acerca de un psicópata de oficina que ve cómo el camino al puesto con el que sueña estalla en mil pedazos.

recursos humanos

Un trabajador enajenado y hastiado de la rutina pergeña un plan para atacar a sus acomodados superiores que, entre amores y amoríos, se le va de las manos hasta convertirlo en un peligroso psicópata de oficina en "Recursos Humanos", cinta filmada en Córdoba del mexicano Jesús Magaña Vázquez, y que se estrenó en salas del país este jueves.

"Cuando leí el libro (novela homónima de Antonio Ortuño) fue un viaje muy largo para hacer la película. De hecho, terminamos rodando en Córdoba. Me atrapó el protagonista, un resentido sociópata, que me sedujo. Su voz fue lo que me llevó a imaginar la película", explicó el realizador .

Gabriel Lynch, interpretado por Pedro de Tavira Egurrola, es el encargado de revisar las impresiones en una empresa de diseño gráfico o marketing. Hijo de un doctor que perdió todo por no pagar la hipoteca, es un resentido que se postula al cargo de gerente del área cuando el puesto queda vacante. Todo haría indicar que ese puesto es para él, hasta que aparece Constantino (Giuseppe Gamba), el hijo de un poderoso amigo de los dueños que lo ubica en el cargo.

"La voz -agregó Ortuño- de este oscuro empleado, de cómo describía su rencor, era muy interesante. Intentamos hacer una traducción audiovisual de su furibundo discurso. Podríamos pensar que Gabriel es un modelo a seguir, podemos encontrarlo, en un punto, como a un reivindicador, sin embargo su motivación siempre es egoísta: siempre piensa en sí mismo".

El rodaje en la provincia mediterránea se dio como parte de un acuerdo de coproducción con Argentina. Juana Viale y Cecilia Ponce forman parte del elenco de esta película filmada en blanco y negro y cuyos personajes rompen la cuarta pared constantemente. Con uso de un humor ácido, "Recursos Humanos" también se puede calificar de "drama psicológico" al inmiscuirse en la cabeza de Gabriel Lynch, indagando en su infancia, su vida y sus anhelos.

"Gabriel es una suerte de antihéroe que busca escalar socialmente, Es el arquetipo clásico de eso y esta es otra de las razones por las que nos embarcamos en esta aventura", reconoció el director.

A lo largo de la película, los entuertos de amores se suceden. El personaje de Ponce comienza una relación con Lynch, pero en su afán de escalar, se mete con Constantino. Esto, si bien no lastima al protagonista, le hace emerger su odio de clase.

Mientas avanza en su venganza, que incluye la explosión del descapotable del flamante gerente, aparece el personaje de Viale, quien intenta escapar de su rutinaria vida de esposa y madre con aventuras amorosas.

Las traiciones y engaños se suceden, y aunque la amistad entre Gabriel y Miguel (Daniel Tovar) pareciera ser lo único sincero en esa oficina, la suerte del segundo también hace mella en la débil psiquis de Lynch.

"Yo creo que la amistad entre Gabriel y Miguel no es endeble, pero a Gabriel lo ganó la envidia de que su amigo sea el beneficiario en la oficina. Miguel jugaba sus cartas muy bien y tranquilamente, haciéndolo sentir cómodo al jefe. Eso el actor lo hace muy bien. Y creo que Gabriel no puede dejar de mostrar esa ira, aunque a Paruro no le interesaba tanto llegar a ese puesto. Hay una amistad sincera, Miguel no lo traiciona, a pesar de la bronca que a Gabriel le agarra", explicó Ortuño.

Absurdas situaciones de violencia que se suman a los encuadres claustróficos, convierten a "Recursos Humanos" en una historia que pareciera actualizar la visión kafkiana de la burocracia y lo acomodaticio que resulta el camino hacia el poder.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo