MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 17°C

DOLAR BLUE $282.00/$285.00

MENU

17°C

89.5
Juicio abreviado

Condenan a perpetua a una mujer policía que mató a una compañera dentro de una comisaría

Una policía de 32 años fue condenada a la pena de prisión perpetua en un juicio abreviado en el que admitió haber asesinado a su colega Nidia Angulo.

subcomisaria el Sauce

Una policía de 32 años fue condenada a la pena de prisión perpetua en un juicio abreviado en el que admitió haber asesinado a su colega Nidia Angulo, en febrero pasado, en el interior de una subcomisaria, en la localidad mendocina de Guaymallén, informaron hoy fuentes Judiciales.

Se trata de Claudia Marina Pérez (32), la mujer policía que en un juicio abreviado admitió su responsabilidad en el crimen de su colega Nidia Angulo (30) a quien asesinó de un disparo en la cabeza, el pasado 18 de febrero, en el interior de la subcomisaria el Sauce, en la localidad antes mencionada, a unos ocho kilómetros de la capital provincial.

La audiencia se realizó en la mañana del jueves con la participación del fiscal de Homicidios de Mendoza, Gustavo Pirrello, y el abogado de Pérez quienes pactaron en un juicio abreviado que la imputada admita su responsabilidad en el crimen de su colega.

En este contexto, la auxiliar de la policía mendocina recibió la pena de prisión perpetua por el delito de "homicidio agravado por alevosía, por aprovecharse del estado de indefensión de la víctima, por el vínculo transversal en concurso ideal agravado, la víctima era pareja de su exnovio, y por el uso de arma de fuego".

El hecho ocurrió el 18 de febrero, cerca de las 7, en la subcomisaria El Sauce, en la localidad mendocina de Guaymallén, cuando dos policías regresaron de una ronda y al ingresar el destacamento encontraron a Angulo con una herida en la cabeza.

Según las pericias preliminares, Angulo se hallaba en una de las oficinas de la seccional que funciona como un lugar de descanso y estaba recostada sobre una especie de cucheta, con un disparo en el cráneo.

Los policías creyeron en un primer momento que estaba descansando, pero luego notaron sangre y una herida en la cabeza, por lo que la trasladaron hasta el hospital de la zona, donde constataron su muerte.

policia asesinada
La víctima fatal



El fiscal de Homicidios llegó hasta la seccional y preservó el lugar, ya que si bien en un principio se pensó en un posible suicidio, en la habitación no encontraron su arma reglamentaria, ni su teléfono celular.

"Entró la novedad como un posible suicidio en la comisaría de un efectivo del Sauce, la encontraron las compañeras de guardia, pero cuando se empezó a trabajar en la escena, había cosas que no coincidían con la mecánica de un suicidio", detalló en su momento el fiscal Pirrello.

En este marco, la sospecha recayó en el novio de Angulo y de la expareja de esta -que además es padre de sus hijos-, pero con el correr de las horas y el avance de las pruebas ambos quedaron en libertad y quedó aprehendida Pérez como la principal sospechosa.

La causa continuó y los investigadores, luego de recibir los resultados preliminares de las pericias, encontraron amenazas en el teléfono de la víctima por parte de la sospechosa.

Además, el barrido electrónico en busca de deflagración de pólvora en sus manos dio positivo en una primera prueba y que según las fuentes, la relación de ambas era conflictiva por el vínculo de la mujer asesinada con el exnovio de Pérez, lo que derivó en denuncias cruzadas y una prohibición de acercamiento de esta última hacia la víctima.

La pareja de la víctima también es policía y trabajaba en la misma subcomisaria donde hallaron el cuerpo, en tanto que Pérez desempeñaba sus tareas en otra seccional ubicada en el distrito de Bermejo.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo