MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 16°C

MENU

16°C

89.5
Producción

El sector vitivinícola tiene que seguir actualizándose a las nuevas tendencias del consumo

El presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), Mario González, afirmó que el sector tiene que seguir actualizándose a las nuevas tendencias que impone el consumidor.

coviar

El presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), Mario González, afirmó que el sector tiene que seguir actualizándose a las nuevas tendencias que impone el consumidor, más allá del tema precios, para mantener el negocio.

"La vitivinicultura tiene que irse aggiornando a las nuevas modalidades de consumo, las tendencias que va marcando el consumidor, implementando desde el cambio de envases, achicar el volumen o promocionar su consumo de otras otras maneras", afirmó a Télam.

González consideró: "Fuera del tema precios tenemos mucho trabajo para hacer en la industria para buscar alternativas que nos permitan mantener el consumo".

Y, en relación a la última campaña de "El vino nos une" centrada en el concepto de la "refrescancia", afirmó: "Vemos que el consumidor va por ese lado, hacia vinos más fáciles de tomar, con la posibilidad de enfriarlo con hielo, agregarle soda, mezclarlo con jugo o sumarlo en un cóctel".

Para el directivo, el objetivo del sector debería ser "tratar de que el consumidor se acerque de manera más simple al vino; ahí los blancos juegan un papel importantísimo, como el Torrontés Riojano que, como el resto de las variedades blancas, tiene mucho para crecer".

Actualmente, añadió, en el mercado "hay un crecimiento en cuanto al querer conocer sobre vinos y los jóvenes acercándose cada vez más al vino, pero de una gama media-alta".

"Como industria tenemos que impulsar una gama media o la base de la pirámide, que los jóvenes puedan seguir tomándolo, con moderación, acercándose esa bebida y que no nos sustituyen por una bebida más masiva, industrial", precisó.

Al respecto, recordó que la vitivinicultura es una actividad en manos de 17.000 productores, 900 bodegas, diseminada en 18 provincias, y que "hacer un vino requiere un proceso que demora un año; y no una bebida, alcohólica o no alcohólica, que se transforma en industrial y que está en manos de dos o tres empresas concentradas".

No obstante, tras admitir que "es difícil competirlos", resaltó que "la vitivinicultura dio muestras de las posibilidades de diversificarse y llegar con distintas alternativas al consumidor para que el consumo se mantenga.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo