MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 16°C

DOLAR BLUE $1260/$1280

MENU

16°C

89.5
arte

Cincuenta años del fallecimiento de David Alfaro Siqueiros, referente del muralismo mexicano

Nació el 29 de diciembre de 1896 y es reconocido como artista y militante. Junto a Diego Rivera y José Clemente Orozco, es considerado como uno de los tres más grandes muralistas mexicanos.

muralismo mexicano

 Hace 50 años falleció uno de los grandes artistas del muralismo mexicano del siglo XX, David Alfaro Siqueiros, un aniversario tan redondo que invita a repasar una obra entre la cual destaca un extraño "Ejercicio plástico" creado colectivamente en Argentina: un mural tan circular e íntimo como el sótano para el cual fue concebido y alejado, tal vez, de los ideales sociales y revolucionarios propios del artista.

Creador de grandes murales que destellan con nombres como "Retrato de la burguesía" (1939-1940), "Vida y obra del generalísimo Don Ignacio de Allende" (1949), "Nueva democracia" (1944) y "Tormento de Cuauhtémoc", ambos en el Palacio de Bellas Artes, "El pueblo a la Universidad, la Universidad al pueblo" (1952-1956) en la UNAM, "Del porfirismo a la Revolución" (1958-1966) o el monumental y privado "Marcha de la humanidad" del Polyforum de la Ciudad de México (1965-1971), dan cuenta de parte de su legado.

José de Jesús "David" Alfaro Siqueiros nació el 29 de diciembre de 1896 en Santa Rosalía de Camargo, Chihuahua -aunque otros lo ubican en Ciudad de México- y falleció el 6 de enero de 1974 en Cuernavaca, Morelos, en su México natal, donde fue artista, militante, preso político, escritor de manifiestos, y llegó a conocer al cineasta ruso Serguei Einsenstein, director de obras cumbres como "El acorazado Potemkin", "Octubre" o "Alexander Nevski".

david siqueiros
 

Siqueiros empleó la geometría para otorgar dinamismo a las composiciones de un arte público mural que contuvo, a su vez, ese mestizaje tan especialmente americano plasmado por los muralistas de principios de siglo XX, según sostienen los estudiosos, algo que tiene su correlato rioplatense a otra escala, en la búsqueda de una identidad propia.

Es considerado, junto a Diego Rivera y José Clemente Orozco, uno de los tres más grandes muralistas mexicanos, exponentes de una vanguardia moderna que impulsó un arte público y social contrapuesto a lo privado burgués, surgido en 1922 al calor de las revoluciones.

"Luchó en la Revolución Mexicana, en la Guerra Civil Española y fue miembro del Partido Comunista Mexicano, además de promover diversas agrupaciones sindicales", tal como destaca el texto que resume la trayectoria de este artista prolífico y "apasionado" en la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS), ubicada en la última casa donde vivió en la Ciudad de México.

Poco antes de morir, el artista dejó un testamento público donando "al pueblo de México" sus obras, proyectos murales, archivo personal y biblioteca, el taller de Cuernavaca y la SAPS, un museo dedicado al estudio de la composición de la pintura mural dependiente del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) que alberga parte de su legado.

murales mexicanos
 

"Ejercicio Plástico es algo único en el mundo, como única fue la tarea de rescatarlo y extraerlo a sabiendas de que es un mural curvo", esgrime sobre la obra que fue reensamblada e inaugurada el 3 de diciembre de 2010 en la exAduana Taylor -en el Museo Nacional del Bicentenario- por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner junto a su par mexicano Felipe Calderón.

Pero medio siglo después y más allá de las muestras e investigaciones que renuevan las inquietudes e investigaciones del artista, algunos sostienen que con la muerte de Siqueiros también se perdió la tradición del muralismo que incorporaba a las masas a la historia, surgido en un país tan surrealista como ciertas realidades nacionales.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo