MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 14°C

DOLAR BLUE $1260/$1280

MENU

14°C

89.5
ERRORES

De Shakira a Paul McCartney: estatuas que los vuelven irreconocibles

Hay una tendencia artística que confecciona estatuas de gran tamaño de íconos populares pero, a causa de imprevistos técnicos en el desarrollo, se ve frustrada y algunos de ellos ni siquiera son reconocibles.

estatua shakira

La estatua de la cantante colombiana Shakira recientemente inaugurada en su ciudad natal Barranquilla, que la muestra con los brazos entrelazados en alto y el torso inclinado hacia un lado simulando su movimiento icónico de cadera, tiene un error ortográfico en su placa y se suma a una tendencia artística que confecciona estatuas de gran tamaño de íconos populares pero, a causa de imprevistos técnicos en el desarrollo, se ve frustrada y algunos de ellos ni siquiera son reconocibles.

Elaborada en bronce con algunos fragmentos en aluminio, la estatua de 6,5 metros de altura de Shakira eterniza a la estrella del pop mientras realiza uno de sus característicos pasos de baile. Ubicada en el malecón junto al Río Magdalena, la pieza monumental tiene una inscripción en la base que proclama: "Unas caderas que no mienten, un talento inigualable, una voz que mueve masas".

Sin embargo, los más agudos observadores encontraron un error. La enorme pieza fue realizada por el artista local Yino Márquez en colaboración con unos 30 estudiantes de la Escuela Distrital de Artes, en una labor que ha requerido cinco meses de trabajo. El detalle es que el nombre del artista estaba mal escrito: en lugar de Márquez, estaba escrito Márques.

Desde esta nimiedad, se encuentran esculturas con exploraciones bizarras intencionales. Una galería de arte en Brooklyn en Nueva York, por ejemplo, representa a Britney Spears desnuda en un parto. La artista dijo al respecto: "Estábamos totalmente estupefactos con mi asistente cuando la vimos. No podíamos creer que alguien efectivamente había realizado eso".

Mientras, en el Museo Hollywood de California, una Marilyn Monroe sostiene su vestido que se alza con el viento. El movimiento oficia de referencia a una de las escenas más representativas de la artista. Sin embargo, su pelo está lejos de ser ondulado y peinado, y en cambio, la estatua la muestra con un peinado que resuena más con un estilo punk.

También en las afueras del hotel "A Hard Day's Night" en Liverpool, la figura difícil de reconocer de Paul McCartney saluda con su bajo levantado. Todas estas estatuas han sido elegidas por The Guardian para mostrar dudosas estatuas de celebridades.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo