MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 31°C

MENU

31°C

89.5
NO FICCIÓN

Mucho más que infortunios: cómo la literatura testimonial reconstruye las tragedias

La exitosa película "La sociedad de la nieve" basada en un libro del periodista Pablo Vierci sobre la tragedia de los Andes manifiesta la eficacia del género para narrar catástrofes o hechos violentos, desde la "Operación Masacre" de Rodolfo Walsh sobre los fusilamientos de José León Suárez al incendio de Cromañon en "El día que apagaron la luz" de Camila Fabbri.

sociedad de la nieve

 Cincuenta y un años después de la tragedia aérea ocurrida en los Andes, la película "La sociedad de la nieve", basada en el libro de nombre homónimo escrito por el periodista Pablo Vierci, amigo de los sobrevivientes, vuelve a poner el foco sobre la literatura testimonial, que canaliza a través de la palabra hechos traumáticos como fueron la tragedia de Once, Cromañón o la búsqueda del submarino ARA San Juan.

En el mundo contemporáneo, el testimonio existió como género en la oralidad cotidiana y perteneció a la esfera jurídica e historiográfica mucho antes de convertirse en literatura. En Argentina, la historia de la literatura testimonial como género encuentra sus orígenes en la segunda mitad de la década de 1950 y cuenta con una genealogía de libros que tiene núcleo recurrente en las atrocidades cometidas durante la última dictadura militar, como "Operación masacre" de Rodolfo Walsh y "Retrato de la muerte" de Miguel Bonasso. Sin embargo, la literatura también aloja producciones que testimonian las tragedias que ha tenido lugar en las últimas décadas -en algunos casos azarosas, en otras por negligencia- y que cruzan hechos reales con ficción e invención con verdad.

la sociedad de la nieve2
 

Cuando el vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya chocó contra el pico de una montaña mientras sobrevolaba la cordillera en dirección a Santiago de Chile, los sobrevivientes tuvieron que tomar muchas decisiones para poder salvarse. "La sociedad de la nieve", el reciente lanzamiento de Netflix dirigido por el español Juan Antonio Bayona, recupera la historia testimonial presente en un libro homónimo publicado por el sello Planeta. A diferencia de cuando los sobrevivientes regresaron a Chile y no fueron del todo bien recibidos tras la polémica que se generó cuando trascendió que habían tenido que alimentarse de los restos de los fallecidos para sobrevivir, la película candidata al Oscar ofrece todos los matices para entender muchas de las decisiones que se tomaron en ese contexto.

Pablo Vierci, autor de "La sociedad de la nieve", reflexiona sobre las razones que llevaron a la película a convocar de manera tan masiva al público, sobre todo teniendo en cuenta que esa audiencia está conformada en parte por una generación que no conocía la historia. "Vivimos en torno a prejuicios y estereotipos, o de profecías autocumplidas, que nos permiten vivir día a día sin tener que preguntarnos o reformularnos permanentemente el porqué de las cosas", explica.

La sociedad de la nieve
 

"Pero hay episodios, o historias, que nos permiten detenernos, y entender que en la inmediatez que vivimos, no solo nos interesa lo 'simple', que es lo que no tiene hondura, profundidad, sino que si nos dan la oportunidad, y se las damos a los jóvenes de hoy de debatir o reflexionar sobre temas más complejos -sobre el sentido de la vida, para qué estamos acá, por ejemplo- este tema los convoca, los apasiona y les fascina", explica el escritor uruguayo.

Para el autor, la tragedia podría asemejarse a una "carrera de postas" cuya llama se encendió en los Andes en 1972. "Esa llama se siguió transmitiendo a través de libros, documentales, películas, entrevistas y ahora la antorcha la tiene el espectador joven, que está dentro del avión, formulándose las preguntas y los dilemas que se plantearon aquellos chicos veinteañeros en el 72. Tampoco implica un viaje por el tiempo. No es tan distante, porque pertenecen a la generación de sus padres, de sus abuelos. Pero ahora tienen nuevas respuestas, tal vez más desafiantes, siempre cambiantes, posiblemente superadoras", dice.

la sociedad de la nieve1
 

Un libro anterior, titulado "¡Viven! El triunfo del espíritu humano", cuenta este accidente desde la mirada del novelista británico, historiador y biógrafo Piers Paul Read. "Siento que lo que la gente conoce desde el libro 'Viven', o con la película del mismo título, de 1993, son los mojones de la historia, los grandes hitos: el accidente, la primera noche, la expedición del día 4, el debate sobre el uso de los cuerpos y la expedición del día 11. Pero lo que faltaba hacer era bucear entre esos mojones, navegar entre esos hitos, acercándonos al último anillo que es el límite mismo entre la vida y la muerte, donde ambas son como las dos caras de la misma moneda, porque en esta historia irrepetible hay 16 vivos y 29 muertos", explica Vierci y precisa: "Esta simbiosis única, entre la vida y la muerte, era lo que creo yo que faltaba contar".

"La sociedad de la nieve" está contada en primera persona, de forma coral. Esta decisión tiene un porqué: "Era muy difícil para el que lo narrara, ponerse en el lugar del otro, vivir esa situación límite y tan prolongada en el umbral mismo entre la vida y la muerte, con la muerte pisándote los talones, donde, como dice Roberto Canessa, cuando alguien moría no tenías lástima por él, sino por ti, porque eras el próximo, en la lista de espera", explica el escritor, que construyó el libro a partir de entrevistas a sus compañeros del colegio y del barrio.

 

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo