MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 16°C

DOLAR BLUE $286.00/$290.00

MENU

16°C

89.5
Reino Unido

Las ganancias récord de las empresas de granos impulsan el debate sobre un impuesto extraordinario

La discusión se pone en agenda en el Reino Unido luego de darse a conocer que los precios de los alimentos subieron más del 20% este año y las ventas de las cuatro principales agroexportadores del mundo se han disparado, lo que genera preocupaciones de especulación.

granos y cereales

Las ganancias récord para las empresas de granos en medio de la crisis alimentaria dispararon en el Reino Unido una discusión en torno a la creación de un impuesto sobre las ganancias extraordinarias, según un análisis del diario británico The Guardian.

Las ventas de las cuatro principales agroexportadores del mundo - Archer-Daniels-Midland Company, Bunge, Cargill y Louis Dreyfus, que controlan aproximadamente entre el 70 y el 90 % del comercio global de granos-, se han disparado, lo que genera preocupaciones de especulación.

Los precios de los alimentos subieron más del 20% este año, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y alrededor de 345 millones de personas están experimentando inseguridad alimentaria, en comparación con los 135 millones antes de la pandemia de Covid-19.
 

"Estas empresas podrían haber hecho más para prevenir la crisis del hambre en primer lugar”Oliver de Schutter


Olivier De Schutter, copresidente de IPES-Food, el Panel Internacional de Expertos en Sistemas Alimentarios Sostenibles, y Relator Especial de la ONU sobre pobreza extrema y derechos humanos, dijo que el hecho de que estos gigantes mundiales estén obteniendo ganancias récord a la vez cuando el hambre aumenta es claramente injusto y es una acusación terrible de nuestros sistemas alimentarios.

"Lo que es aún peor, estas empresas podrían haber hecho más para prevenir la crisis del hambre en primer lugar”, subrayó.

Aseguró que los mercados mundiales de granos están aún más concentrados que los mercados de energía e incluso son menos transparentes, por lo que existe un gran riesgo de especulación.

Según Schutter, el aumento de los precios de los alimentos de este año ocurrió a pesar de lo que se cree que son abundantes reservas mundiales de granos, pero no hubo suficiente transparencia por parte de las empresas para mostrar cuánto grano tenían y no hubo forma de obligarlas a liberar las existencias de manera oportuna.

“Necesitamos mirar a los gigantes de los cereales y preguntarnos qué podrían haber hecho para evitar la crisis y qué podrían estar haciendo ahora”, apuntó tras sugerir que la reunión de líderes del G7 en Alemania este fin de semana debe comenzar a poner el sistema alimentario mundial sobre una base más resistente.

Un análisis no publicado de una ONG, al que The Guardian tuvo acceso, sugiere que algunas empresas de alimentos pueden estar aumentando sus márgenes.

El análisis encontró que Archers-Daniels-Midland aumentó su margen de ganancias al 4,46 % en el primer trimestre de este año, frente al 3,65 % del mismo trimestre de 2021, y el margen de Cargill aumentó del 2,5 % el año pasado al 3,2 % este año.

Los mercados mundiales de granos están aún más concentrados que los mercados de energía. / Foto: Archivo
En ese sentido, Sandra Martinsone, gerente de políticas de Bond, una red de organizaciones benéficas para el desarrollo internacional, dijo al diario que un impuesto sobre las ganancias inesperadas sería una forma de restablecer cierto equilibrio en los mercados de alimentos y ayudar a los más pobres.

"Si los gobiernos rechazan un impuesto sobre las ganancias inesperadas, deberían considerar otros medios para frenar los precios", sugirió Martinsone.

La organización benéfica británica Oxfam también pidió un impuesto extraordinario sobre las ganancias de las empresas de alimentos.

“Existe el temor de que la especulación pueda ser un factor determinante en el aumento de los precios de los alimentos. Cualquier cosa que cause hambre y hambre es inmoral”, dijo Alex Maitland, asesor principal de la organización benéfica.

A su vez, Natalie Bennett, miembro del Partido Verde del Reino Unido, se unió al llamado y pidió que como medida a corto plazo, existen fuertes argumentos a favor de un impuesto sobre las ganancias inesperadas en el oligopolio alimentario.

"El puñado de empresas, con una importante participación de los fondos de cobertura, que desde las semillas hasta los supermercados son los principales contribuyentes a la inflación que está impulsando el costo de los alimentos", agregó.

La guerra en Ucrania, uno de los principales productores mundiales de cereales, aceite de girasol, maíz y fertilizantes, hizo que los precios de los alimentos se dispararan a sus niveles más altos en marzo, al igual que el precio de la energía y los fertilizantes.

Esto se sumó a la crisis climática que afectó las cosechas de cereales en Europa, América del Norte e India.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo