MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 16°C

DOLAR BLUE $282.00/$286.00

MENU

16°C

89.5
Crimen

Vecinos de la empleada doméstica detenida dijeron que es una "buena mujer" y una "perejil"

Algunos personas aseguraron que la mujer siempre habló muy bien de sus patrones” y que “la han ayudado muchas veces a ella”. Está detenida como supuesta entregadora de la pareja asesinada en su casa.

policia buenos aires

Vecinos de la empleada doméstica detenida como supuesta entregadora de la pareja asesinada en su casa del partido bonaerense de Vicente López defendieron a la acusada al definirla como una “buena mujer”, que “siempre habló muy bien de sus patrones” y que es una “perejil”.

En declaraciones realizadas a Telenueve Central, dos vecinos de María Ninfa Aquino (64) contaron como es la mujer de nacionalidad paraguaya domiciliada en la localidad bonaerense de Pablo Podestá, del noroeste del Gran Buenos Aires.

Rubén, que tiene una ferretería en la zona desde hace uno cuatro años, relató que siempre “tuvo muy buen trato con ella”, a quien veía “tomando mate en la puerta de la casa, con la puerta abierta”, y “caminando” con el perro despacio, al tener dificultades de movilidad.

Además señaló que “siempre habló muy bien de sus patrones” y que “la han ayudado muchas veces a ella”.

En tanto, Susana, vecina de “Nina”, la describió como “una buena mujer”, motivo por el que les “duele tanto” su detención.

“Ustedes no saben lo que es la mujer, le pedias 100, 200, 300 pesos y al otro día venía y te los traía, a todo el barrio, le ayudábamos con la comida, porque el sueldo solo le alcanzaba para pagar el alquiler”, contó Susana.

Luego, añadió: “¿Van a mandar (a prisión) a la empleada, pobrecita, que se va temprano, llega puntualmente, encuentra a la pareja muerta y ella termina presa? Esto es una locura”.

Por último, dijo que su vecina es una “perejil” en la causa, que “no sabía ni manejar el teléfono” y que solo “iba a hacer su trabajo”.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo