MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 8°C

DOLAR BLUE $1280/$1300

MENU

8°C

89.5
Ejemplo sustentable

Recuperan una represa prehispánica y ahora la aprovecha toda una comunidad

Está en la Cordillera Negra de Perú y ya comenzó a satisfacer necesidades de agua para consumo personal y actividades agropecuarias.

represa prehispánica

Quizás pasaste por al lado de una alguna vez y sólo te parecieron un montón de rocas apiladas. O un buen paredón para escribir grafitis, para declararle tu amor a una pareja, escribir la fecha en que lo visitaste o bien usarlo como reparo. Pero seguramente nunca te imaginaste que hace muchos años, muchísimos, había gente que los usaba para acumular agua, un bien tan preciado y escaso hoy en día.

Es que Ricococha Alta, una represa prehispánica de la Cordillera Negra, en Perú, fue rehabilitada e inaugurada de forma oficial. Tiene una capacidad de 30.000 metros cúbicos de agua y ya comenzó a satisfacer necesidades de consumo personal para 1.200 personas y actividades agropecuarias de las comunidades de Cajabamba Alta y Putaca y de otras 250 viviendas que se encuentran ladera abajo.

“Rehabilitar una represa prehispánica es mucho más económico que construir una represa moderna de cemento. Son más resistentes a movimientos sísmicos y además de satisfacer necesidades de agua de las comunidades, se logra preservar patrimonio arqueológico”, destacó Kevin Lane, líder del proyecto e investigador del CONICET en el Instituto de las Culturas (IDECU, CONICET-UBA).

represa prehispanica
El equipo liderado por Kevin Lane, muestra orgulloso el trabajo finalizado. 

La construcción de una represa de cemento para las comunidades del lugar requería de un millón de dólares, mientras que la rehabilitación de Ricococha Alta insumió 120 mil dólares donados por la Fundación alemana Gerda Henkel 

Durante la inauguración de la represa, que ahora almacena agua de las lluvias desde octubre del 2022 a marzo de este año, Lane consideró que el buen funcionamiento de la represa Ricococha Alta puede ser el puntapié “para la rehabilitación de más represas prehispánicas que pueden ser parte de la solución en un contexto de cambio climático que atraviesa el siglo XXI y por el que los pueblos de los Andes sufren de un alto estrés hídrico”.

Además de Ricococha Alta, se estima que en la Cordillera Negra de los Andes norcentrales podría haber restos arqueológicos de más de 200 estructuras de represas prehispánicas. 

Haremos un relevamiento detallado de todas estas construcciones. Por un tema de acceso y otros factores, estimamos que un tercio podrían ser rehabilitadas

represa prehispánica
Los materiales utilizados por los indígenas hicieron posible que varias represas sigan en pie.

Aquel cambio climático 

Ricococha Alta es una represa construida por el pueblo de los Huaylas y después retomada por los Incas (1400-1532 d.C.) en un momento de un cambio climático cuando, en general, los Andes se volvieron más cálidos y secos impactando seriamente en el abastecimiento de agua.

La rehabilitación de la represa se realizó con mano de obra y técnicas de construcción locales (piedra y arcilla). También agregaron geomembrana en el interior de núcleo para mejorar el represamiento de la estructura.

A pesar que un ciclón pasó por la región, la represa está funcionando bien. Está ubicada en el departamento de Áncash, una de las regiones más sísmicas de los Andes. Por la técnica usada por los incas y otros pueblos prehispánicos, estas construcciones son flexibles. De hecho, muchas que no fueron rehabilitadas y no recibieron mantención durante siglos continúan almacenando agua de lluvia hasta hoy. 

“Ver operativa la represa Ricococha Alta tras siglos de desuso es todo un logro y me causa una gran emoción. El reclamo de agua por la comunidad de Cajabamba Alta y de Putaca es permanente. De esta forma, ahora por lo menos les estamos pudiendo dar la posibilidad de almacenar un máximo de treinta mil metros cúbicos de agua, y esperamos poder rehabilitar más represas en el área”, concluyó Lane.

represa prehispánica
La represa Riococha Alta puede almacenar hasta 30.000 litros cúbicos de agua, que ya están siendo aprovechados por los pobladores del lugar y zonas aledañas.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo