MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 5°C

DOLAR BLUE $1100/$1120

MENU

5°C

89.5
Proclamación de la Independencia

Bicentenario del Perú: San Martín, hombre y gobierno

Se conmemora el Bicentenario de la Independencia de la República del Perú y José Francisco de San Martín es recordado como un hombre clave de aquella gesta. Para Marcelo Calabria, autor de este texto, no pasa inadvertida su experiencia como Gobernador Intendente de Cuyo. Un artículo para levantar el espíritu patriótico.

san martin

Este 28 de Julio se cumplen 202 años de la Proclamación de la Independencia de la hermana República del Perú, uno de los bicentenarios más importantes de América, porque significó el principio del fin de la dominación española en todo el continente. Pero además porque es uno de los grandes hitos en la historia común de hermandad y fraternidad que identifica a las naciones latinoamericanas.

En nuevos tiempos complejos en la historia del mundo, y también de nuestros países, cuando las sociedades piden a gritos por ejemplos creíbles, dirigentes de coraje, esfuerzos y patriadas; hoy cuando los fracasos de nuestra sociedad se han hecho más evidentes en uno de los momentos más críticos de nuestra historia, necesitamos recobrar las riquezas éticas de Argentina y Latinoamerica; reclamar espíritus inquebrantables, capaces de transformar la realidad y definitivamente construir un destino grande para estas "Desgraciadas Repúblicas". En este marco es cuando cobran mayor realce aquellos conciudadanos que fueron verdaderos guías, líderes de nuestros pueblos. Y es precisamente en este punto donde gana lustre la figura del Libertador José Francisco de San Martín.

Hoy necesitamos dar una mirada a distancia a la estatua ecuestre, romper el bronce y redescubrir un San Martín ejemplo de vida: el estadista visionario, el constructor de naciones libres e ondependientes y por sobre todas las cosas, un hombre público intachable; verdadero guía para los gobernantes contemporáneos; despojado de todo interés y ambición, y que vio en el poder sólo un instrumento para la realización de su obra americana: dar libertad a los pueblos de esta parte del mundo.

En esta sociedad dolida y resentida; urge recuperar la confianza, fijar el horizonte y construir un destino común que nos identifique como Nación y que nos dé las bases para encarar un verdadero proceso de integración americana; este proceso sólo podrá consolidarse a través de un sistema de educación que permita demostrarnos y sobre todo demostrarle a las nuevas generaciones; modelos creíbles de vida y por sobre todas las cosas líderes y conductores dignos, honestos, eficientes e imbuidos de la realidad de nuestro suelo, lejos de los ídolos de pies de barro, faustos y superfluos, transmitiendo un esquema de líder exitoso producto del esfuerzo, el método, la disciplina interna, y por sobre todas las cosas, capaz de adoptar decisiones coherentes, cercanas a nuestro modo de vivir y por sobre todas las cosas construidas a través del análisis responsable de los factores económicos, culturales, políticos y sociales de la región y no intentando aplicar recetas mágicas exportadas y aplicadas a rajatabla sin pasarlas por el cedazo, aunque más no sea, del sentido común.

Ante esta búsqueda imperiosa de dichos modelos y con la urgencia de transmitir hechos concretos, surge la idea de presentar y redescubrir a uno de los fundadores sudamericanos, en toda su magnitud, ya no sólo como militar y estratega incomparable, como padre ejemplar y cariñoso, como ciudadano ilustre; sino como el estadista, el líder. En definitiva exponer como ejemplo de gobernante y fundador de la libertad a José de San Martín: Protector del Perú, y rescatar a través de esta figura un verdadero ejemplo de funcionario público al servicio de los altos intereses de un pueblo.

Para lograr nuestro cometido, es necesario en primer término, hacer una síntesis de las situaciones y los escenarios del momento en que el Gran Capitán asume el Superior Gobierno de los Pueblos Libres del Perú, como así también conocer el estado de la Expedición Libertadora que emprenderá con tal fin, en dicho tiempo.

Escenario de la Expedición Libertadora y accionar sanmartiniano en el Perú

El Ejército Libertador de los Andes, levantado y puesto en condiciones de emprender su empresa en la valerosa provincia de Mendoza, bajo el férreo gobierno de la Gobernación-Intendencia de Cuyo a cargo de San Martín y de su eficiente administración militar, ha hecho la campaña de los Andes en menos de 30 días, ha batido los realistas en Chile y ha restituido la "Patria Vieja", aquella que se perdiera en 1814 por desinteligencias entre los partidos y que al igual que Bs. As. había visto la luz en el glorioso año de 1810. Así la fuerza y el ingenio sanmartiniano restablecieron en Chile el gobierno patrio, esta vez en manos del ala más moderada de los partidos chilenos, representado por O'Higgins. Este era el cuadro de situación de la liberación de Chile.

Muy distinto, sin duda, al escenario, realidad e ideas imperantes en el rancio, rico y tradicional Virreinato del Perú. En efecto las ricas tierras de los incas habían representado por siglos el apogeo y epicentro de la dominación española en América, siendo incluso desde este punto donde se difundían las doctrinas del real gobierno español y las reales células que emitía la corona español hacia el resto de las posesiones en América. La sociedad peruana, fiel reflejo de las cortes madrileñas; mucho más rígida y anclada en castas vestigios virreinales que cualquier otra en América, como única capital importante de la América Hispana, donde los intentos revolucionarios no progresaron; y convirtiendo a Lima el centro de la represión de los demás focos independentistas. Tal es el escenario sobre el cual el Libertador José Francisco de San Martín se prepara a operar en 1820, siendo importante destacar además que en el plano militar, la expedición libertadora intentará hacer frente con poco más de 4.000 hombres, los casi 20.000 que tiene Pezuela (Virrey del Perú) en pie de guerra.

Este teatro de operaciones, muy lejos de la base de aprovisionamiento del Ejército de los Andes, en esos momentos Ejército Unido, será el más grande desafío profesional y humano que San Martín deberá enfrentar, pero al mismo tiempo su más grande realización y enseñanza para sus contemporáneos y la posteridad.

San Martín: Protector del Perú

Además de asumir el liderazgo de la operación militar, ante la falta de una personalidad aglutinante e integradora entre los patriotas peruanos, San Martín decide asumir el gobierno de los Pueblos Libres del Perú. Y no va a hacerlo ni como dictador, ni como rey, ni emperador, ni presidente, ni cónsul, vitalicio, sino que, una vez más, como muestra de su visión y su carácter ajeno a toda ambición personal y con la gran inteligencia práctica que lo caracterizaba, lo hace con el ejemplar y paradigmático título de "Protector de los Pueblos Libres del Perú"; y al hacerlo dejará plasmadas estas palabras:

"Es demasiado notorio que no aspiro más que a la tranquilidad y el respiro de una vida tan agitada; pero tengo sobre mí una responsabilidad moral que exige un sacrificio de mis más ardientes votos. La experiencia de diez años de revolución en Venezuela, Cundinamarca, Chile, y las Provincias del río de La Plata me han hecho conocer los males que ha ocasionado la convocación intempestiva de congresos cuando aún subsistían enemigos en aquellos países, primero es asegurar la Independencia, después se pensará establecer la libertad solidamente. La religiosidad con que he cumplido mi palabra en el curso de mi vida pública me da derecho a ser creído y yo lo comprometo ofreciendo solemnemente a los pueblos del Perú que en el momento mismo que sea libre su territorio haré dimisión del mando para hacer lugar al gobierno que ellos mismos tengan a bien elegir".

Con dicha proclama el "Gran Americano", comenzaba a transitar el camino final de su vida pública y en el que encontraremos uno de sus legados más importantes, como verdadero ejemplo de hombre público ejemplar y probo, pero por sobre todo como estadista y gobernante de gran nivel para su época y su momento a través del sus decisiones y actos de gobierno al frente de nuestra hermana República del Perú.

Sanción del Estatuto Provisional del Perú

Desde aquel lugar de Líder Político, que tanto lo incomodaba, y como Primer Magistrado del Perú lanzará al pueblo peruano y al mundo sus palabras aleccionadoras, que irán plasmando, cada vez con mayor fuerza, su estampa de estadista, gobernante y líder incomparable. Palabras tales como las que expresara al sancionarse el Estatuto Provisional del Perú:

"Al reasumir en mí el mando supremo bajo el título de Protector del Perú, mi pensamiento ha sido dejar puestas las bases sobre que deben edificar los que sean llamados al sublime destino de hacer felices a los pueblos. Me he encargado de toda la autoridad, para responder de ella a toda la nación entera; he declarado con franqueza mis designios, para que se juzgue de ellos según los resultados, y de los campos de batalla donde he buscado la gloria de destruir la opresión, unido a mis compañeros de armas, he venido a ponerme al frente de una administración difícil y de vasta responsabilidad. En el fondo de mi conciencia están escritos los motivos de la resolución que adopté el 4 de agosto, y el estatuto que voy a jurar en este día los explica y sanciona a un mismo tiempo.

Yo habría podido encarecer la liberalidad de mis principios en el Estatuto Provisorio, haciendo magníficas declaraciones sobre los derechos del pueblo, y aumentando la lista de los funcionarios públicos para dar un aparato de mayor popularidad a las formas actuales. Pero convencido de que la sobreabundancia de máximas laudables, no es al principio el mejor medio para establecer, me he limitado a las ideas prácticas que pueden y deben realizarse.

Mientras existan enemigos en el país, y hasta que el pueblo forme las primeras nociones del gobierno de sí mismo, yo administraré el poder directivo del Estado, cuyas atribuciones sin ser las mismas, son análogas a las del Poder Legislativo y Ejecutivo. Pero me abstendré de mezclarme jamás en el solemne ejercicio de las funciones judiciarias, porque su independencia es la única y verdadera salvaguardia de la libertad del pueblo; y nada importa que se ostenten máximas continuación de filantrópicas, cuando el que hace la ley o el que ejecuta, es también el que la aplica.

Antes de exigir de los pueblos el juramento de obediencia, yo voy a hacer a la faz de todos el de observar y cumplir el Estatuto que doy por garante de mis intenciones. Los que con la experiencia de lo pasado mediten sobre la situación presente, y estén más en el hábito de analizar el influyo de las medidas administrativas, encontrarán en la sencillez de los principios que he adoptado, la prueba de que yo no ofrezco más de lo que juzgo conveniente cumplir, que mi objeto es hacer el bien y no frustrarlo, y que conociendo, en fin. La extensión de mi responsabilidad, he procurado nivelar mis deberes por la ley de las circunstancias, para no exponerme a faltar a ellos.

Con tales sentimientos, y fiado en la eficaz cooperación de todos mis conciudadanos, me atrevo a esperar que podré en tiempo devolver el depósito, de que me he encargado, con la conciencia de haberlo mantenido fielmente. Si después de libertar al Perú de sus opresores puedo dejarlo en posesión de su destino, yo iré a buscar en la vida privada mi última felicidad, y consagraré el resto de mis días a contemplar la beneficencia del grande Hacedor del universo y renovar mis votos por la continuación de su propicio influjo sobre la suerte de las generaciones venideras".-

Acción de Gobierno Protectoral de San Martín en el Perú

... Si sus palabras nos parecen de gran vigencia y actualidad, pero expresadas en aquel difícil contexto de la guerra de Independencia de América, sin duda un cabal ejemplo de su genio y su psicología de conductor es quizás una de sus obras más sublimes como padre fundador de América: su breve pero abultada acción de Gobierno como primer mandatario de la tierra de los Incas. A continuación realizamos un breve extracto de su obra, que aquellos puntos que a nuestro juicio resaltan los valores que queremos trasmitir como ejemplo para nuestros dirigentes actuales y la sociedad toda:

8/09/1820: Proclama de San Martín a los peruanos en que les anuncia que por el imperio de las circunstancias se halla investido de la suprema autoridad civil, ejecutiva y militar, responsable de ella ante la patria toda.

21/10/1820: Creación de la Bandera y Escudo Nacional.

12/02/1821: Establecimiento del reglamento provisorio en el que establece las bases legales y limitaciones dentro de las que ejercerá su autoridad.

10/07/1821: San Martín entra en Lima por invitación del Cabildo de Lima.

14/07/1821: San Martín convoca al cabildo abierto de Lima para que exprese la voluntad del pueblo peruano.

15/07/1821: El cabildo abierto se declara por la Independencia.

17/07/1821: San Martín castiga y prohíbe insulto y atropello de españoles.

18/07/1821: Dispone la reanudación de las actividades públicas y civiles en Lima.

21/07/1821: Impone ocho días de plazo para manifestar la opinión personal sobre la independencia.

25/07/1821: Supresión de la contribución de guerra impuesta por los realistas.

28/07/1821: Proclama y Jura de la Independencia del Perú.

02/08/1821: San Martín se declara Protector de los Pueblos Libres del Perú.

04/08/1821: San Martín garantiza la libertad del trabajo de los españoles que juren la independencia y se sujeten a las disposiciones, y decreta la libertad para los que no lo hagan para pedir pasaporte y salir del Perú con todos su bienes.

07/08/1821: Establece la inviolabilidad de domicilio y el derecho de todo ciudadano a resistirse a la intromisión sin orden de allanamiento.

09/08/1821: Decreta Abolición de la Constitución Española

12/08/1821: Establece la Libertad a los hijos/as de esclavos

18/08/1821: Creación del Primer Cuerpo del Ejército Peruano, con el nombre de Legión Peruana

27/08/1821: Abolición de tributo de vasallaje: todos los indios serán considerados ciudadanos peruanos.

28/08/1821: Crea la Biblioteca Nacional donando libros que conforman su colección personal.

28/08/1821: Establece la Supresión de mitas, yanaconazgos y encomiendas

08/10/1821: Sanciona el Estatuto Provisional para el Estado del Perú y asume los poderes legislativos y ejecutivos, no así los judiciales.

08/10/1821: Instituye la Orden del Merito del Sol

13/10/1821: Establece la Libertad de Imprenta: todos los hombres tienen derecho de pensar, hablar y escribir libremente.

16/10/1821: Abolición de la pena de azotes en los colegios y castigos corporales.

18/10/1821: Establece el Reglamento Provisional de Comercio

29/11/1821: San Martín organiza los cuadros de la marina mercante del Perú.

14/12/1821: Crea el Banco de Emisión y Creación de la Dirección de Minería del Estado.

27/12/1821: San Martín aprueba el reglamento de elecciones municipales

31/12/1821: Declara la Protección y Libertad para los Artistas teatrales en sus actividades y expresiones artísticas.

11/01/1822: Recompensa a las damas patriotas por su colaboración a la causa.

03/05/1822: San Martín Solicita a Bolívar suprima la intimación a Guayaquil para anexarse a la Gran Colombia

06/07/1822: Establecimiento de la primer escuela Normal de enseñanza mutua

26 y 27/07/1822: Entrevista de los Libertadores Simón Bolívar y José de San Martín en Guayaquil

24/08/1822: Proclama de Despedida de San Martín y Convocatoria del Primer Congreso Soberano del Perú.

20/09/1822. Inagura el Primer Congreso Peruano y abandona el país.

21/09/1822: Despedida de San Martín dirigida al pueblo peruano: "Presencie la Declaración de la Independencia de los Estados de Chile y del Perú. Existe en mi poder el estandarte que trajo Pizarro para esclavizar el Imperio de los Incas, y he dejado de ser hombre público. He aquí recompensado con usura 10 años de Revolución y Libertad. Mis promesas para con los pueblos en los que he hecho la guerra están cumplidas: hacer su independencia y dejar a su voluntad la elección de sus gobiernos".-

Finalmente queremos concluir esta nota poniendo en valor uno de los aspectos más transcendentales en la historia sanmartiniana; reforzando el objetivo que nos planteamos al comienzo y es la difusión de la Acción de Gobierno de José Francisco de San Martín como Protector de los Pueblos Libres del Perú. Etapa en la vida del prócer que creemos puede servir como ejemplo concreto de abnegación, trabajo, capacidad de liderazgo y decisión, tan necesario en nuestros días y que conforman un verdadero compendio de educación cívica pero además un modelo de liderazgo para quienes desempeñan cargos públicos tanto para el presente como para el futuro de nuestras "Jóvenes Repúblicas".

Por lo expuesto, sobre el final queremos aprovechar para reiterar la propuesta concreta de que se incluya en la currícula de los niveles iniciales y medios de educación de nuestra provincia y nuestro país, con profundidad y énfasis el estudio y análisis de la actuación de San Martín como líder público y hombre de Gobierno: en sus dos grandes desafíos políticos: en su calidad de Gobernador Intendente de Cuyo, y luego como Protector del Perú.

(*) Miembro correspondiente por Mendoza de la Academia Nacional Sanmartiniana. Docente de la Universidad Nacional de Cuyo. Miembro Adherente del Instituto Nacional Belgraniano. Autor de Libros y ensayos sobre los Fundadores de la Patria".

Fuentes: Calabria, Juan Marcelo. "San Martín, Modelo de Líder Americano".

Calabria, Juan Marcelo y Colimodio Roberto A. "San Martín más allá del Bronce". Edición Impresa. Buenos Aires, 2017.

(Artículo escrito en el año 2021 con motivo del Bicentenario de la Independencia de la República del Perú)

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo