MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 20°C

DOLAR BLUE $1250/$1270

MENU

20°C

89.5
TRES VECES CAMPEÓN

Pequeñas Sabidurías del Fútbol Argentino: Tiro libre directo con barrera (PARTE 12)

Diario Mendoza comparte, en exclusiva, fragmentos del libro "Pequeñas Sabidurías del Fútbol Argentino" del escritor mendocino Pablo Rolando Marianetti que repasa consideraciones futboleras "que hasta el 2022 permanecían olvidadas".

tiro libre riquelme

En  todo equipo de fútbol existen por lo menos dos o tres jugadores que saben patear bien los tiros libres directos. Incluso puede haber más aún que se animen, pero dos o tres serán los que realmente se destaquen por sobre el resto para dicha misión. 

Un tiro libre directo significa una verdadera posibilidad de gol, genera expectativas de una buena ejecución en la hinchada que espera esa posibilidad de gol y si está cerca del área constituye una alternativa magnífica para convertir con pelota detenida. 

víctor legrotaglie
Víctor Legrotaglie, entre los más goleadores de tiro libre del mundo

Con toda lógica el envío debe superar una barrera de jugadores, buscando el sitio más vulnerable del arco rival, el más lejano al alcance del guardameta.   

También se pueden intentar jugadas de pizarrón con toques previos a que un segundo o un tercero disparen al arco, un pase filtrado a otro delantero, en fin… Sin embargo, si estamos cerca del área, cualquier variante distinta a patear bien y directamente al arco nos aleja del gol. 

tiro libre messi
Lionel Messi

El tiro libre directo se debe patear al arco sin otra estrategia, porque no existe jugada mejor. Ejecutar bien ese tiro libre se puede comparar a una disciplina de atletismo. Vale decir, se practica, se puede mejorar, y quien mejor lo haga más goles conseguirá. Tendrá que pegarle al arco con la pelota quieta, sin que nadie se la toque ni la ponga en movimiento previo. Nada. Con esas maniobras para engañar al rival lo que conseguimos por lo general es engañarnos a nosotros mismos. 

El tiro libre directo simple es una de las instancias más emocionantes del fútbol, porque bien ejecutado conlleva grandes posibilidades de gol. 

Una vez sancionado por el árbitro a nuestro favor, debemos actuar de la siguiente forma: 

En primer lugar se deben ubicar aquellos dos  (o tres) jugadores que saben patearlos detrás de la pelota ya ubicada en su sitio, con espacio suficiente para la carrera que necesiten y debidamente perfilados conforme sean zurdos o diestros, con verdaderas posibilidades de ejecutar. 

tiro libre alonso
Norberto Alonso

Así ubicaremos detrás de la pelota, por ejemplo, los dos mejores pateadores de tiros libres, en lo posible un zurdo y un derecho. 

El resto de los atacantes esperará la posibilidad de un centro o bien esperará capitalizar algún rebote que pueda ceder el arquero si no logra controlar el envío, como suele acechar un centro delantero mejor que nadie, porque está dentro de sus funciones. 

Pero… ¿Quién va a patear?

Debemos elegirlo de acuerdo a quién tiene la mejor posibilidad de gol, atento la posición del balón respecto del arco contrario. 

Y atención: es aquí se invierte la regla que mencionamos para patear un centro:

 

“En el tiro libre directo al arco desde la izquierda del campo patea el diestro y desde la derecha patea el zurdo.”

(VERDADERO)

tiro libre riquelme1
Juan Riquelme

La trayectoria de ese tiro libre directo debe superar la barrera armada el equipo rival buscando el ángulo superior del arco más cercano al ejecutante, para que la trayectoria sea más corta. Así, desde la izquierda del campo se buscará el ángulo superior derecho del arquero, y desde la derecha del campo se buscará el ángulo superior izquierdo del arquero. 

Aquí se busca el ángulo superior antes que el inferior, que conviene el penal, por la sencilla razón de que existe una barrera que suele ser de cinco o seis hombres. 

Y en contrario de toda búsqueda de definición, aquí no conviene cruzar el remate, sino buscar el ángulo más cercano al punto de ejecución, es decir, buscar el mismo palo, para que la trayectoria del balón sea la más corta y rápida posible del impacto del pie hasta la red. 

Un par de ejemplos que los argentinos recordaremos bien: 

Los mejores goles de tiro libre de Maradona, que es zurdo, fueron ejecutados desde la derecha del campo. Y los mejores goles de tiro libre de Riquelme, que es diestro, fueron ejecutados desde la izquierda. Y todos sin cruzar el disparo, sino por el contrario, ejecutados buscando el mismo palo. 

Ésa resulta sin duda alguna sin duda la ejecución de tiro libre que lleva mayor eficacia y belleza al mismo tiempo. Belleza por la comba para superar la barrera que deberá bajar buscando el ángulo superior  del arco más cercano al ejecutante, sin dejar demasiadas chances de atajar al arquero. Y eficacia porque esa trayectoria más corta también es más rápida mientras que un disparo cruzado aquí daría más posibilidades al arquero que contaría con unas décimas más de segundo para llegar. 

maradona tiro libre
Diego Maradona

Ahora bien, esa idea de pegarle con la suficiente comba como para que supere a la barrera y busque el ángulo superior más cercano, también debe sumar la potencia suficiente como para que sea veloz e inatajable. Si este lujoso disparo es una masita, sin duda, el arquero puede atajarlo.

Ésa es la precisión que han tenido los grandes pateadores de tiros libres, practicando, han llegado a reforzar su talento desde la pelota quieta que por supuesto empalarán con todo el pie, buscando el tiro explicado. 

Así como vimos en el capítulo de los penales que un penal bien tirado es un gol, también vimos que un centro bien ejecutado y cabeceado es medio gol, así también un tiro libre directo con barrera bien ejecutado, es medio gol. 

juan-fernando-quintero-con-racing-2024
Juanfe Quintero

Las jugadas de pelota parada nos ofrecen posibilidades inmejorables, pero hemos ido olvidando que se trata de sapiencia, capacidad y acierto aprovecharlas. 

No utilizar la forma más conveniente quizás funcione de tanto en tanto, una inspiración repentina de algún jugador, pero debemos conocer cuál es la mejor forma de hacer las cosas. 

Muchos equipos buscando confundir en los tiros libres por ejemplo, incluyen algunos de sus jugadores en la barrera rival para de pronto quitarlos, barreras que por otra parte saltan en vano y se les puede patear por debajo como hizo Messi dos o tres veces logrando el gol e inaugurando la necesidad del “cocodrilo”, un jugador acostado detrás de las barreras rivales.   

messi cocodrilo
Messi y el "cocodrilo"

Todos errores, los de la barrera no necesitan saltar, los del tiro a favor no necesitan infiltrar jugadores en la barrera rival, el fútbol ya estudió estos temas y lo único que se necesita es un ejecutante excepcional para que logre superar la barrera con la necesaria potencia y trayectoria para que el arquero no pueda evitar su destino de red. 

Ésa es la mejor opción para el tiro libre directo que nos brinda el fútbol, como venimos estableciendo en este libro en un discernimiento observado y experimentado en partidos jugados durante décadas, que se puede aprender, practicar, recordar y aplicar, en especial si pretendemos salir campeones. 

 

Reproducción del Capítulo Noveno del libro "Pequeñas Sabidurías del Fútbol Argentino" escrito por Pablo Rolando Marianetti.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo