MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 20°C

DOLAR BLUE $1250/$1270

MENU

20°C

89.5
Ataque a la fiscal

Rompió el silencio el peligroso preso que intentó asesinar a Claudia Ríos y explicó por qué lo hizo

Tras el hecho que conmocionó a Mendoza, Hugo Arredondo, el delincuente que con una chuza puso en peligro la vida de dos personas, habló sobre el motivo que lo llevó a reaccionar de forma violenta en el Polo Judicial. "Hace cuatro meses que no me dejan ver a mi hija", disparó a los gritos cuando lo redujeron.

hugo arredondo 2

Este último miércoles, Hugo Arredondo intentó asesinar con un cuchillo a la fiscal Claudia Ríos, en pleno juicio por homicidio simple. La funcionaria logró reducir al hombre con gas pimienta y no resultó herida. Sin embargo, y tras las diversas repercusiones que causó, el preso habló por primera vez sobre lo sucedido.

Según declaraciones de los testigos, luego del ataque, Arredondo comenzó a gritar una frase en particular: “Hace cuatro meses que no me dejan ver a mi hija”. Aún así, el hombre suma una nueva causa a su extenso prontuario, además de la investigación que se inició para determinar cómo logró evadir el protocolo de seguridad que no detectó el arma. Por esto, siete penitenciarios fueron separados.

Una de las hipótesis es que uno de los otros dos reclusos, que también eran juzgados en el Polo Judicial, le pasó el arma con la que cometió el atentado.

hugo arredondo
Arredondo, de 37 años,

El prontuario de un asesino múltiple

Mecha es el apodo de Hugo Eduardo Arredondo, quien se encuentra detenido desde 2015 por el homicidio a un exmilitar y comerciante en el barrio Tamarindo II, de Las Heras. Jorge Montilla, de 51 años, fue abordado por un grupo de delincuentes que intentaron robarle su camioneta, y tras resistirse al robo, Montilla recibió cuatro balazos.

Arredondo fue condenado como autor material de este homicidio criminis causa. Según se determinó en el juicio, también participó en varios robos agravados, por lo que recibió la pena de prisión perpetua.

En la audiencia de hoy, Arredondo, de 37 años, era el principal  imputado por el asesinato de Nicolás Lozano, con quien compartía la celda en Almafuerte en la Navidad de 2019. Lozano fue asesinado a golpes de puño en el interior de uno de los calabozos el 25 de diciembre. Cuando los penitenciarios llegaron, el joven de 23 años estaba herido en el suelo. Fue trasladado de urgencia al Hospital Central, pero murió antes de ingresar. El parte médico reveló "hundimiento de cráneo, heridas en la región temporal parietal y fractura expuesta de la mandíbula por fuertes golpes en la cabeza y algunas heridas cortantes".

Por último, tiene otra investigación abierta en su contra por crímenes cometidos intramuros. El caso aún no llega a juicio, pero el Mecha arriesga una condena de entre 8 y 20 años de prisión.

La víctima es un interno de 31 años que fue brutalmente atacado el 24 de septiembre pasado. Al reo lo golpearon, le tiraron agua con sal en la cabeza, le ataron la lengua con una cuerda a una cucheta y de esta forma lo obligaron a consumir Clonazepam, un fármaco que actúa como sedante. De esta forma, uno de los agresores lo abusó. Al día siguiente lo volvieron a reducir y lo empalaron. "Esto te pasa por policía", le dijo uno de los internos, en referencia a una denuncia anterior que había realizado la víctima.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo