MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 24°C

MENU

24°C

89.5
Accidente fatal

Condenaron a un exjugador del Tomba por conducir ebrio y matar a una joven, pero seguirá libre

Se trata de Luciano Pizarro, quien fue sentenciado por manejar alcoholizado un vehículo, chocar la moto en la que iba Luna Cangemi, de 17 años, y matar a la joven en 2019. Le dieron tres años de prisión en suspenso, por lo que continuará en libertad.

luciano pizarro

En julio de 2019, se produjo un choque fatal en la esquina de Tiburcio Benegas e Italia, de Godoy Cruz, que se cobró la vida de Luna Cangemi, de 17 años, tras ser impactada por un vehículo. Al volante del Ford Fiesta iba Luciano Pizarro, quien manejaba ebrio, chocó y mató.

Alguna vez promesa del Club Godoy Cruz, Pizarro fue condenado en las últimas horas por el hecho, sin embargo permanecerá en libertad. La Justicia lo sentenció a 3 años de prisión en suspenso y 7 años de inhabilitación para conducir vehículos. La calificación legal fue de homicidio culposo agravado por conducir bajo los efectos del alcohol.

La situación del futbolista de 26 años se resolvió en un juicio abreviado, donde admitió su culpa y pactó una pena con la Fiscalía de Tránsito. Actualmente juega en el Club Atlético Güemes, en la Primera Nacional, y sigue perteneciendo a Godoy Cruz, ya que su ficha asegura estar "a préstamo" en los equipos del interior.

luna cangemi
Luna Cangemi viajaba en moto cuando fue impactada por Pizarro.

Cómo ocurrió el trágico accidente

Durante las primeras horas del 14 de julio de 2019, Luciano Pizarro conducía un Ford Fiesta cuando, al llegar a la esquina de Tiburcio Benegas e Italia, en Godoy Cruz, impactó contra una moto de 110 cilindradas en el que viajaban tres personas. Una de ellas era Luna Celeste Cangemi, quien perdió la vida en el lugar.

El por entonces futbolista del Tomba fue sometido a un test de alcoholemia, cuyo resultado salió positivo. Tenía 1,20 gramos de alcohol en sangre.

Según la reconstrucción del hecho, y a las cámaras de seguridad de la zona, el rodado menor circulaba a exceso de velocidad y ninguno de los ocupantes tenía casco. Por lo que, de acuerdo al expediente penal y civil, también tuvieron responsabilidad.

Tras ser imputado en 2019 por el delito de "homicidio culposo agravado", Pizarro quedó en libertar tras pagar una fianza de un millón de pesos. 

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo