MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 16°C

MENU

16°C

89.5
Locura total

Las imágenes del brutal y cobarde ataque a periodistas de Canal 7

El violento ataque sufrido por el equipo de Canal 7 en Plaza Independencia, perpetrado por barrabravas, no solo es un atentado contra la libertad de prensa sino también un llamado a reforzar la seguridad y la justicia en nuestra sociedad.

Ataque al equipo de Prensa de Canal 7 de Mendoza

El reciente ataque sufrido por el equipo periodístico de Canal 7 de Mendoza, en plena Plaza Independencia, marca un preocupante episodio de violencia que no solo afecta a los medios de comunicación sino que resuena en el corazón mismo de nuestra sociedad. Antonio González, Pablo Rodríguez y la periodista Marisol Benegas se encontraron cumpliendo con su labor informativa cuando fueron brutalmente atacados por un grupo de barrabravas del Colo Colo. Este hecho no solo es una agresión física a los periodistas sino también un ataque a la libertad de prensa y a la democracia misma.

La falta de presencia policial en el momento del ataque, denunciada por el camarógrafo, pone en alerta una preocupante falta de previsión y seguridad en espacios públicos, especialmente cuando se trata de eventos o situaciones que podrían prever la convergencia de grupos propensos a la violencia. La seguridad pública debe ser una prioridad para garantizar que los periodistas puedan realizar su trabajo sin temor a ser agredidos.

Los actos de violencia perpetrados por estos individuos no solo se limitaron a la agresión física contra el equipo periodístico sino que también se extendieron a abusos sexuales, pintadas, ataques brutales, roturas de comercios y robos. Estas acciones son inaceptables y deben ser condenadas en los términos más enérgicos. Aquellos que cruzaron a Mendoza con la única intención de agredir, provocar y delinquir, sintiéndose totalmente impunes, deben ser llevados ante la justicia.

Es imperativo que la justicia actúe de manera ejemplar. Debe caer todo el peso de la ley sobre los responsables de estos actos de violencia y vandalismo. La impunidad no puede ser la norma; es hora de que aquellos que cometen estos actos enfrenten consecuencias reales por sus acciones. La sociedad mendocina, y la argentina en su conjunto, merecen vivir en un ambiente donde la seguridad y el respeto por la ley sean pilares fundamentales.

Este ataque no solo es una cobarde agresión a la tarea periodística sino también un desafío a la sociedad que debe responder con un rechazo categórico a este tipo de violencia. Los medios de comunicación son esenciales para la democracia, proporcionando información crucial y manteniendo informado al público. Atacar a periodistas es atacar el derecho de la sociedad a estar informada.

Es crucial que, como sociedad, reflexionemos sobre este incidente y trabajemos juntos para crear un ambiente seguro y respetuoso para todos. La violencia nunca puede ser la respuesta, y menos aún cuando se dirige contra aquellos cuya tarea es informar y mantener al público al tanto de los acontecimientos. La libertad de prensa es un pilar de nuestra democracia, y debemos protegerla contra aquellos que buscan silenciarla a través de la violencia.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo