MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 26°C

MENU

26°C

89.5
Waltergate

Una testigo reveló que fue "presionada" para pagar una coima al exjuez Bento

En medio de fuertes cruces verbales, Eli Moira Sosa, exesposa del fallecido agente aduanero Roberto Flores, contó cómo Diego Aliaga se acercó para intentar cobrar una millonaria coima para sacar a su entonces marido de la cárcel. El abogado Antonio Carrizo también desmintió la explosiva declaración de Diego Barrera.

bento 2

La última audiencia de esta semana en el juicio contra Walter Bento finalizó con dos fuertes testimonios que, de diversas formas, se relacionan con Diego Barrera, el condenado a perpetua por el crimen de Diego Aliaga

En primer lugar, declaró una mujer que afirmó haber sido extorsionada por Aliaga, quien le habría insistido para que pagara una coima de 200.000 dólares. Esto sería para que su exmarido Roberto Flores, detenido por contrabando en 2013, fuera liberado junto a dos sujetos más.

Luego, a su turno, el abogado Antonio Carrizo también desmintió los hechos del “testigo estrella” Barrera, donde relató que él y otros dirigentes peronistas lo obligaron a declarar en contra del exjuez.

"Me pedía 200 mil dólares"

En medio de cruces e interrupciones entre el fiscal general Dante Vega y el abogado defensor de Bento, Felipe Salvarezza (quién secunda a Mariano Fragueiro Frías cuando no está presente), Eli Moira Sosa desenredó el modus operandi de la supuesta banda ilícita: Aliaga presionaba a los detenidos por causas de contrabando o narcotráfico, siendo mano derecha del entonces juez Bento, para cobrarles dinero en dólares y transacción de bienes a cambio de beneficios procesales.

La mujer, exesposa del fallecido agente aduanero Roberto Flores (había sido condenado en 2020 por contrabando) expuso que cuando Flores fue arrestado junto a Gonzalo Ramírez Madrid (aduanero también) y el albañil Juan Carlos Iñiguez, presunta mano derecha de Bento, la extorsionó con el pago de 200 mil dólares por la libertad de los tres. Ella se terminó negando.

Diego Aliaga me llamó por teléfono para pedirme dinero para que ellos salieran más rápido y no estuvieran 9 meses presos. El decía que tenía llegada al juez Bento.

diego aliaga
Diego Aliaga, señalado como mano derecha de Bento en la asociación ilícita.

Acto seguido, Sosa afirmó que le pidió “200 mil dólares y un departamento en la Quinta Sección y un vehículo que eran propiedad de Ramírez Madrid. Le pregunté cual era la garantía y me dijo que la garantía era la libertad".

De acuerdo a su declaración, Aliaga insistió varias veces, pero ella se negó a pagar ese dinero. Sin embargo, confesó que le llamaba la atención que le anticipaba siempre los pasos de la causa, en medio de los pedidos de excarcelación que realizaban los detenidos con sus abogados. Hasta le “mostró” en el celular supuestas llamadas con el juez, dijo.

Aliaga decía que entraba al Juzgado y al despacho del juez Bento como si fuera su casa

Además, el sujeto le comentó que su esposo “era un perejil” en la causa, porque “estaba armada contra Ramírez Madrid, porque su puesto de administrador de Aduana era un puesto político y el que administraba el organismo no lo quería porque era gay”.

En el 2014 fueron liberados Flores y Ramírez Madrid. En el 2020 los tres llegaron a juicio en libertad y los condenaron por contrabando, pero presentaron un Recurso Extraordinario Federal ante Casación y por eso no quedaron detenidos.

Antonio Carrizo también desmintió a Diego Barrera

Tras haber sido señalado como miembro de un complot contra Bento, el abogado Antonio Carrizo rechazó todo lo afirmado por Barrera: “Es un circo de mentiras lo que dijo el señor Barrera. En mis 30 años de profesión jamás he hecho algo como lo menciona. No tengo ni siquiera un apercibimiento del Colegio de Abogados”.

No existió la reunión

Incluso, afirmó que Barrera le dijo que "había declarado lo que sabía. Yo le decía que no me embrolle. No me interesaba esta causa (por coimas). Era un cliente complicado y yo no quería mezclar las cosas”.

La defensa lo interrogó sobre su vinculación con Ciurca y Comperatore, a lo que Carrizo respondió que solo mantuvo una relación “funcional” durante las gestiones provinciales del PJ.

La causa por las coimas

Walter Bento se enfrenta a un megajuicio, donde se lo considera el líder de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas a presos a cambio de beneficios judiciales. También es juzgado por 15 hechos de cohecho activo, prevaricato, omisión y retardo de justicia, enriquecimiento ilícito, lavado de activos, falsedad ideológica (2 hechos), abuso de autoridad (10 hechos), desobediencia y ocultamiento de un objeto destinado a servir como prueba (su teléfono oficial). Hay otros 31 imputados en la causa.

Dicha asociación ilícita habría estado integrada por los abogados Jaime Alba, Luis Francisco Álvarez, Javier Angeletti, Matías Aramayo, Luciano Ortego y Martín Ríos, junto al narcotraficante Walter Bardinella Donoso y el policía José Moschetti. A estos se le sumará la pareja del juez, Marta Boiza.

Los hijos de Bento, Nahuel y Luciano, serán juzgados por lavado de activos.

En tanto que la lista de sospechosos la completan Alfredo Aliaga, Carlos Federico Barón, Martín Bazán, Marcos Adrián Calderón, Mariano Enrique Castro, Leandro Emanuel Cirot, Walter Aníbal Costa, Enrique de la Cruz Rodríguez, Daniel Gonzalo Martínez, Jéssica Miere, Jorge Omar Miranda, Juan Carlos Molina, Eugenio Nasi, Cristian Oliva, Javier Santos Ortega, Omar Armando Rodríguez, José María Sanguedolce, Juan Aliaga, Facundo Alzogaray y Octavio Billi.

Se estima que el debate durará, por lo menos, hasta el año que viene.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo