MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 13°C

DOLAR BLUE $204.50/$207.50

MENU

13°C

89.5
Políticas culturales

Avanza el proyecto para garantizar asignaciones a las industrias culturales

El proyecto que busca evitar el desfinanciamiento del Instituto de Cine, el del Teatro y el de la Música, obtuvo dictamen de mayoría en el Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y a la brevedad será tratado en el recinto.

proyecto fondos

El proyecto de ley de Asignaciones Específicas para Industrias e Instituciones Culturales, que busca evitar el desfinanciamiento de organismos como el Instituto de Cine, el del Teatro y el de la Música, obtuvo dictamen de mayoría este martes en el Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y a la brevedad será tratado en el recinto, informó a Télam el diputado del Frente de Todos por Córdoba, Pablo Carro, autor de la iniciativa.

El proyecto de Carro garantiza las asignaciones específicas para las industrias culturales hasta 2072, durante 50 años, apostando a la consolidación de políticas de Estado.

La propuesta reviste carácter de urgente por cuanto viene a anular una modificatoria de la ley 27432, votada en diciembre de 2017 a instancias del gobierno de Mauricio Macri, que estipula que tanto el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), El Instituto Nacional del Teatro (INT), el Instituto Nacional de la Música (Inamu), las bibliotecas populares del programa Conabip y Radio Televisión Argentina (RTA) dejarán de recibir de manera directa fondos tributarios.

Los fondos que garantizan el funcionamiento autónomo y la autarquía de estos organismos así como las políticas de fomento corren riesgo de desaparecer a partir del 1 de enero de 2023 si continúa la ley macrista, por cuanto esas asignaciones específicas pasarán a Rentas Generales y su distribución quedará al arbitrio del Ministerio de Economía, desapareciendo una política de Estado que asegura el fomento de la cultura que se viene desarrollando hace años de manera beneficiosa y que es uno de los sustentos de las industrias culturales en la actualidad.

La iniciativa de Carro fue suscripta por la totalidad de diputadas y diputados del Frente de Todos presentes en la comisión y por los representantes del Interbloque Federal, del bloque Córdoba Federal, el Interbloque Provincias Unidas, del bloque Juntos Somos Rio Negro, del Frente de la Concordia Misionero y del Interbloque Frente de Izquierda y de Trabajadores. Sólo el Interbloque Juntos por el Cambio planteó un dictamen de minoría.

"Juntos por el Cambio se opone a mi proyecto con el 'argumento Finlandia', dicen que estamos legislando para Argentina y que es un despropósito asignarle fondos a las industrias culturales con la cantidad de pobres que hay en el país, con lo cual proponen una cultura que que sólo es viable en términos de mercado", destacó Carro sobre la postura de la oposición.

"Hay que tener en cuenta que estos fondos son un motor para toda la actividad económica, con las políticas de fomento del Incaa el cine genera de manera directa 90 mil puestos de trabajo y si tomamos cine, televisión y radio los puestos directos e indirectos llegan a 700 mil por año; en términos de Producto Bruto Interno estamos hablando de 3,6 puntos y un 3,1 % de los puestos de trabajo formales de la economía argentina. No se trata de un sector insignificante y la relación entre lo que se invierte y lo que genera el sector es ampliamente favorable para el desarrollo del país", destaca Carro.

En la discusión fiscalista hay que advertir que con la ley 27432 no caerían los impuestos que graban distintas actividades y que alimentan los fondos de fomento de estos organismos sino que los impuestos se seguirían cobrando pero pasarían directamente a Rentas Generales, quedando bajo el arbitrio del Poder Ejecutivo de turno.

"En realidad estamos en una discusión que atrasa 20 años, porque estamos discutiendo si hay que financiar o no la cultura cuando lo que tendríamos que estar discutiendo son las leyes que necesita el sector ante el avance tecnológico", señala el diputado por Córdoba.

Y pone el ejemplo el caso del cine, donde uno de los ingresos que recibe el Incaa es el 10% de las entradas de sala y el 10% de alquileres de videoclubes, hoy inexistentes, mientras que las plataformas de series y películas no aportan al desarrollo de una industria local audiovisual.

"Si dejamos de financiar la cultura -destaca Carro- solo vamos a favorecer la circulación de discursos únicos promovidos por los medios hegemónicos, eso solo beneficia a las grandes plataformas mientras que nosotros optamos por defender una cultura abierta, popular, diversa y democrática".

Los impuestos que toman parte de las asignaciones específicas son los derivados de la Ley de Servicio Audiovisual, de la Ley de Cine y de las leyes a los juegos de azar.

"El problema del mundo en la actualidad es el de la pluralidad en la cultura y los medios de comunicación, en un momento que tiende al aumento de la concentración y la expansión de las plataformas transnacionales, esta situación genera pocas voces, lo que empalma con un discurso conservador de la cultura. Para las posiciones neoliberales la única cultura que debe existir es la que sea viable económicamente, necesitamos mostrar que hay un amplio abanico de fuerzas políticas que entendemos que la cultura necesita financiamiento porque desarrolla puestos de trabajo, genera divisas y garantiza la soberanía cultural", concluyó Carro.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo