MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 26°C

MENU

26°C

89.5
CON LA HISTORIA Y LA NOSTALGIA NO..

La calesita del Parque desnudó la batalla entre lo histórico y lo moderno

Más allá que desde la Dirección de Patrimonio de la Provincia sostienen que la calesita del Parque es un bien cultural y está en condiciones de ser declarada patrimonio histórico, el dueño del carrusel dice que la Dirección de Parques y Paseos Públicos pretende reemplazarla por una calesita moderna.

calesita del parque San Martín

"A mí me parece que Mariotti se debe haber portado mal cuando era niño y sus padres nunca lo trajeron a la calesita", dice Carlos Alonso. El hombre es el actual dueño de la calesita del Parque General San Martín y en su frase hace referencia a Ricardo Mariotti, titular de la Dirección de Parques y Paseos Públicos, quien supuestamente tiene la intención de sacar este carrusel de allí y colocar uno moderno.

El director de Patrimonio Cultural y Museos de la Provincia, Horacio Chiavazza, en diálogo con Diario Mendoza, negó hace unos días que esté contemplada la remoción de esta calesita en el proyecto de reforma de esa área del Parque. Dijo que el carrusel es un bien cultural e, incluso, que reúne las condiciones para ser declarado Patrimonio Histórico, si es que el particular (Alonso) está de
acuerdo con que así sea.

predio calesita del parque
Predio de la calesita en el parque 

La propuesta de Chiavazza no es extraña. En febrero de 2017 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires declaró patrimonio cultural a 26 calesitas ubicadas en distintos espacios públicos de CABA, como las plazas de plazas Almagro, 1º de Mayo, Irlanda, Las Heras y los parques Avellaneda y Rivadavia, para protegerlas y evitar su desaparición.

La calesita mendocina del Parque, es una calesita Secualino Hnos., que fue la primera fábrica de carruseles de la Argentina, instalada en Rosario. La de Mendoza es una de las primeras que salió de esa fábrica y solo quedan tres o dos en funcionamiento y otra preservada en un museo. Fueron hechas en forma casi artesanal, con tallados a mano. Los paneles tienen tallas en relieve talladas del artista Antonio Ríspoli. La histórica calesita del Zoo de Buenos Aires es la primera que salió de la fábrica Secualino.

"Mire, nosotros no vivimos de esto. Mantenemos la calesita y seguiremos manteniéndola ahí, porque mi padre nos dijo antes de morir: ´que la calesita nunca deje de girar en ese lugar´", dice Carlos Alonso.

No recuerda fechas exactas, pero Carlos estima que el carrusel tiene "entre 70 a 75 años" y que llegó a Mendoza "entre el 48 y el 52".
"Mi padre era discapacitado, estaba en silla de ruedas, y nos llevaba siempre a esa calesita y disfrutaba mucho vernos allí", recuerda, y agrega que "después la compró, allá por el 83".

Salvo durante un período de cinco años, en donde estuvo instalada en la terminal de ómnibus, el tiovivo siempre estuvo donde está ahora, por eso a ese sitio del Parque se lo conoce como "la Rotonda de la Calesita". "Hace un tiempo me ofrecieron trasladarla a un barrio privado de Luján pero rechazamos eso, porque la calesita debe ser para todos los niños de Mendoza", sostiene Alonso. 

El hombre reconoce que el sector necesita mejoras. "Hace un tiempo hasta sacaron la iluminación en esa zona. Antes la calesita funcionaba hasta las dos de la madrugada y ahora tenemos que cerrar a las nueve de la noche, porque queda todo oscuro", afirma.
Carlos Alonso está enojado con el director de Parques y Paseos. Sostiene que, cuando Mariotti le anunció la remodelación de ese sector del Parque, "me dijo que teníamos que sacar la calesita porque ´esta cosa´, nunca usa la palabra calesita, iba a ser reemplazada por una moderna y que nosotros no podíamos participar de esa licitación con ´esta cosa´".

Durante todos estos años se han ido renovando los contratos de concesión del espacio para que funcione allí la calesita de Alonso. Incluso ha funcionado en distintos momentos con contratos ya vencidos, pero que no hubo inconveniente para renovarlos después. 

Pero ahora el contrato está vencido y no ha habido voluntad de renovación. "Mariotti nos quiere sacar", insiste Alonso. Afirma que le interesa la posibilidad de que sea declarada Patrimonio, pero dice que "antes debería ver bien qué significa eso". El calesitero agrega que "ahora vamos a esperar al 10 de diciembre y vamos a pedir audiencia con (Alfredo) Cornejo, cuando asuma como gobernador. Estoy seguro que él va a empatizar con nosotros".

Recuerdos

La memoria es extraña. Hay pequeños instantes que quedan guardados allí. Allí o en el inconsciente, donde quedan agazapados para saltar cobardemente cuando las defensas están bajas. El niño que fui recuerda algunos atardeceres, muy posiblemente los de algunos sábados. Mi papá me llevaba a la calesita. No trepaba a los caballos o a los aviones. Prefería quedarme parado, agarrado a los caños que soportaban la estructura, para poder atrapar la sortija con mayor facilidad.

De regreso a casa, papá me compraba un cucurucho de maní caliente. En esos momentos, durante el tiempo que duraba el cucurucho, sentía que la vida era algo posible, palpable, tibio, sabroso.

La ausencia anda en calesita. Gira sobre sí misma y no lleva a ninguna parte. Todos se estiran para pescar la sortija y sueñan que la siguiente vuelta sea gratis. Todos giran, fingiendo un viaje que no los lleva a ninguna parte. Quedan allí, girando en la ausencia, hasta que el calesitero anuncia la última vuelta.

Después la música desaparece y todos sentimos que fuimos felices, por más que solo estuvieron girando.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo