MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 29°C

DOLAR BLUE $382.00/$386.00

MENU

29°C

89.5
Estrenos

“Caleidoscopio”, por Netflix: un robo para elegir los colores

La ficción se apega al canon del golpe criminal con una vuelta de tuerca: el espectador elite el orden y punto de vista.

Caleidoscopio


"Todo lo que pasa en el futuro vendrá de las decisiones de tu pasado, nada puede cambiar eso”, asegura uno de los personajes principales de Caleidoscopio (Netflix). La declaración opera como un chiste interno sobre la miniserie de ocho episodios designados por colores que pueden verse de forma aleatoria alterando tiempos y puntos de vista. ¿Y qué es lo que se cuenta más allá de la triquiñuela narrativa? El atraco a una bóveda de seguridad ejecutado por una excéntrica banda criminal. Así planteada, la entrega se apropia de la subjetividad de Rayuela, la retórica de La casa de papel y la paleta de Perros de la calle. “Hay un porcentaje que la va a mirar como una heist, y está genial. Otros van a disfrutar saltearse el orden para discutirlo con sus amigos. Y están aquellos -entre los que me incluyo- que van a adentrarse en el bosque de pistas para tratar de descifrarlas”, describió Eric García, autor del último fenómeno de la plataforma de streaming.
 

No es posible describir el inicio porque tanto aquel como el desarrollo posterior del relato quedan a decisión el usuario. Amén del ardid y promoción efectista, Caleidoscopio sigue el plan, ejecución y consecuencias de uno de esos golpes que requieren un sistema de relojería. El relato abarca un período de 25 años, la conformación de un ecléctico grupo de delincuentes, un botín de 7 mil millones de dólares además de las traiciones y ajustes de cuentas entre los implicados. El líder de la banda es Leo Pap (un Giancarlo Espósito de taquito), as para abrir cajas fuertes y que tiene una motivación extra (o varias) para llevar a cabo el robo de su vida. Como es de imaginar, cada capítulo se ancla sobre alguno de los secuaces, investigadores y/o victimarios, aunque siempre resalta la composición del actor de Breaking Bad de rictus y mirada inquebrantable.

 

Con momentos de drama familiar, comedia, enigma detectivesco, el trasfondo de un hecho real, y hasta escape carcelario, Caleidoscopio busca refractarse como el objeto al que debe su título. Tan cierto como que debajo de ese envoltorio hay un artefacto bastante simplón. ¿Innovador? Para nada. Su creador mencionó la influencia de Pulp Fiction (Quentin Tarantino; 1994) y Memento (Cristopher Nolan; 2000) en la confección de la estructura argumental delirante. Tampoco es la primera vez que Netflix apuesta por esta clase de experiencias interactivas ¿Bandersnatch? Aún boya en algún resquicio de la plataforma.

En definitiva, es un producto que puede disfrutarse bajo el esquemático orden cronológico (“Violeta”, “Verde”, “Amarillo”, “Naranja”, “Azul”, “Blanco”, “Rojo” y “Rosa”). ¿Qué es entonces lo llamativo de la propuesta? Las historias de atracos, según el realizador y fan confeso del género, descansan sobre el golpe y, no menos relevante, en el juego de bandos y lealtades imposibles de cumplir. “Para un programa destinado a entrar en diferentes personajes en diferentes momentos, y verlos en muchas facetas, esto se sintió como una fusión perspicaz de dos elementos: el heist y la narrativa no lineal”, dijo García. Al tope de los más vistos desde su estreno hace una semana, Caleidoscopio tiñó a la N roja y a su algoritmo de un tono multicromático.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo