MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 4°C

DOLAR BLUE $1310/$1330

MENU

4°C

89.5
Infalible

El truco natural para limpiar tu horno eléctrico de una vez por todas

El limón es un seguro elemento de limpieza para tu horno. Podríamos decir que es mejor que el vinagre ya que aportará un aroma fresco y agradable.

horno electrico

Sin lugar a dudas podemos decir que una las principales características que tiene un horno eléctrico es que nos permite cocinar los alimentos de una manera rápida y prácticamente sin ensuciar. Sin embargo, con el correr del tiempo este electrodoméstico debido a su frecuente uso sufre deterioro y acumulación de suciedad, por lo que habrá que limpiarlo.

Diferentes especialistas en esta temática, aconsejan un truco casero para dejar como nuevo este elemento vital en la cocina de tu casa. Podemos afirmar que el limón es un efectivo sistema de limpieza para el horno de tu casa. Algunos llegan a contar que es mejor que el vinagre. ¿Por qué afirman esto? Debido a que suministrará un aroma fresco y agradable.

Es importante destacar que se recomienda llevar a cabo una mezcla, entre 5-10 después de haber utilizado el horno eléctrico en cuestión. ¿Cómo empezamos? Agarramos la bandeja del horno con agua caliente, jugo de un limón y la cáscara de este fruto. Posteriormente lo dejamos en reposo por el tiempo de 30 minutos.

Cabe indicar que una vez que lo abras, además del olor tan encantador que descubrirás podrás limpiar las paredes con total facilidad gracias al vapor de agua y a las propiedades desincrustantes del limón.

Se puede informar que el limón, el bicarbonato y la sal son el recurso para limpiar un horno eléctrico oxidado. A continuación, te contamos cómo poder llevar a cabo este método.

Arrancamos investigando qué partes de nuestro elemento que presenten óxido. Una vez que lo detectamos colocamos una buena cantidad de sal en las partes que sea necesario.

Por otro lado, necesitamos exprimir un limón y medio encima de la sal. Luego, esperamos durante 1 hora y frotamos esas partes con un cepillo. Finalmente secamos lo que sea.

Después sugerimos un segundo método para eliminar el óxido lo logramos combinando bicarbonato y limón: Mezclamos en un bol el jugo de medio limón y 4 cucharadas de bicarbonato de sodio.

Asimismo, removemos hasta conseguir una mezcla espesa y consistente. Hay colocarlo encima de las zonas más afectadas y frota enérgicamente con un cepillo.

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo