MENU
ZAFIRO 89.5 EN VIVO Radio Zafiro

MENDOZA 5°C

DOLAR BLUE $1310/$1330

MENU

5°C

89.5
Italia

Misterio bajo Roma: el fascinante hallazgo arqueológico que surgió de casualidad

Durante la instalación de una planta solar en la capital, se descubrió tesoro oculto.

vasija

Durante la instalación de una planta de energía solar cerca de Roma, una excavación de dos años reveló una necrópolis romana de 67 esqueletos en 57 tumbas ornamentadas. Este descubrimiento, datado entre los siglos II y IV, incluye esqueletos adornados con joyería de oro y zapatos de cuero de alto costo, en tumbas que imitan la apariencia de sus hogares.

La ubicación del descubrimiento, un terreno de 21 hectáreas cerca de Tarquinia, al norte de Roma, es conocida por tales hallazgos arqueológicos, pero aún así sorprendió a las autoridades.

En el sitio, los arqueólogos encontraron una variedad de objetos, como collares y pendientes de oro, anillos de plata con ámbar, piedras preciosas, cerámica de terracota, monedas, y hasta vestimentas.

Emanuele Giannini, el arqueólogo principal, compartió con CNN la riqueza de los hallazgos, incluyendo esqueletos con medias y zapatos costosos. Según él, la ausencia de señales de trabajo físico en los huesos sugiere que no eran agricultores locales, sino de la clase alta. Utilizando técnicas de “arqueología preventiva”, los investigadores habían anticipado hallazgos significativos en el área, conocida por una estación postal romana cercana.

vasija
El sitio había permanecido intacto durante siglos.

Los objetos funerarios diversos y los lujosos diseños interiores de las tumbas indican que los ocupantes buscaban recrear espacios celestiales similares a sus hogares. Muchas tumbas presentaban revestimientos de tela o estaban decoradas con azulejos y terracota. Lo notable, según Giannini, es que la mayoría eran tumbas comunitarias para grupos familiares, a veces con esqueletos dispuestos unos sobre otros, reflejando una práctica común en la antigua Roma de enterrar a familias juntas.

Las tumbas, situadas a solo 50 centímetros debajo de la superficie, pasaron desapercibidas hasta ahora, a pesar de su proximidad a la superficie y su rica decoración.

El estado de conservación único del sitio se ha atribuido al hecho de que “enormes bloques de piedra caliza que sobresalen del suelo imposibilitan el arado, la siembra y la agricultura moderna en la zona”, dijo Giannini. "Ha permanecido intacto (durante) siglos".

Suscribite al newsletter

Todas las noticias de Mendoza y del mundo en tu correo